domingo, 3 de junio de 2018

EN UN LUGAR DE LA RIBOIRA….

De cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho que vivía un hidalgo de los de rodilla ensangrentada, biela antigua y murciélago bajo el corredor.

 Tranquila pasaba su vida viendo “las hojas pasar” en el sencillo pueblo gallego de Bulso, con el único pasatiempo que leer sus novelas de grandes rutas bicicleteras, nuestro caballero andante D. Yeloque de la Rampa. 

 Vivía cerca de su casa de Bulso, un amigo suyo, conocido desde casi la infancia, de curandero de profesión y también muy aficionado a los libros de “bicicleterías”, llamado Playu Panza.

 Levantose un día temprano nuestro amigo D. Yeloque y poniéndose sus “mejores galas” de Repechín (que aunque ya habían visto pasar muchas primaveras, aun se podían adivinar los antiguos colores azules y amarillos que brillaron hacía mucho tiempo), cogió su montura y emprendió camino a casa de Playu Panza.

- ¡¡¡ Haaa de la casa ¡!!!! (dijo don Yeloque)

- ¿Quién osa interrumpir mi desayuno? (contestó Playu Panza)

- ¿Desayuno? ¿ con el sol ya en su punto más alto?

- Si, la verdad es que hoy lo he alargado un poco, pero es que ya que había empezado el jamón, no iba a arriesgarme a que se estropeara dejándolo empezado.

- Pues vamos, que tenemos trabajo 

- ¿Trabajo?, pues yo ya tengo bastante trabajo aquí curando a los campesinos . ¿Por qué no llama vuesa merced a Willy, que seguro que de buena gana os ayudará en vuestra aventura?

- ¿A Willy?, El Willy que usa la cabeza solo para separar las orejas y que tiene unas manos solo para que sus brazos tengan un final?. No me hagáis reir.

 Y así salieron nuestros dos amigos camino de la cercana población de Monfortia, donde les esperaban el italiano D. Rogelio Dolce Gusto, Conde del Kilovatio Loco y D. Alfonso de la Ensenada, Marqués de Fuensanta y Grande de España de la Orden del Microfaradio.

 Los nobles querían inspeccionar los territorios cercanos donde esperaban establecer sus casas de veraneo, atraídos por los famosos caldos procedentes de las viñas cercanas al rio Sil y los manjares de los mares cercanos.

 Venidos de la ciudad con los nobles, venían el vasallo Piti, que hacía méritos para poder entrar en la Orden de los Microfaradios, ya que llevaba “unos años” ensayando con alternativas a la iluminación con grasa de cerdo. También estaban en el grupo un “jovenzuelo” con nombre de personaje de la Biblia , Israel el Grupejo, del que poca cosa se sabía, solo que se había hecho famoso sacando a la cabra del alcalde del pueblo de la acequia del regadío y salvándole la vida tras un boca a boca, y un huido de la vecina Asturias a causa de su fama de D. Juan, la cual le había conllevado un buen número de garrotazos en sus costillas, escapando de posadas y fondas en las que servían guapas zagalas, llamado Kikerikí, y conocido como “El Gallu la Quintana”.

 Celebrábase por dáquella fecha, una famosa romería en el pueblo de Monfortia y allá que subían los romeros en penitencia hasta sus más altos montes. Sabedor Nuestro Hidalgo D. Yeloque de la romería, se unió a los romeros sin dudarlo, y el mal de la “azotea” que padecía, salió a relucir a los pocos metros del paseo. Sin saber cómo ni porqué, D. Yeloque “espoleó” su montura, bajó de repente tres piñones, y poniendo la cadena en S. 34 empezó a dejar atrás a los tranquilos aldeanos de Monfortia que le miraban con ojos desorbitados. 

- ¡¡¡¡¡Mi señor, a donde vais? ¡!!( Gritaba Playu Panza) 

- ¡¡¡¡¡ Mal rayo me parta si no consigo la “corona” del Strava en esa subida ¡!!!! ( Decía D. Yeloque) 

- ¡¡¡¡ ¿Pero que cuesta, mi señor?!!!! Si estamos en las calles de Monfortia ¡!!! 

- Tú no lo ves , mi fiel Playu, porque el Mago Malandrín engaña tus cansados ojos.

 El Marqués del Capuchino y el Conde del Kilovatio, no salían de su asombro, y ya pensaban que aquellos aldeanos de la Orden de San Repechín estaban como auténticas cabras y pensaban…… “¿Pero qué hacemos aquí rodeados de esta gentuza?”

 La primera parada para recuperar fuerzas fue en la Posada de La Buena Rosalía, donde los esforzados romeros pudieron dar cuenta de buenos caldos ( aunque el color azul de los mismos no convencía mucho a D. Rogelio y a D. Alfonso, acostumbrados a que en sus mesas palaciegas el vino de la Ribera del Duero reinara por doquier).

 Reanudada la marcha, se perdió entre la muchedumbre Willy, que como siempre, no sabía si iba o venía, y ya no lo supo hasta acabar la ruta. A los pocos metros, otra vez D. Yeloque armó una de las suyas. Volvió a “atacar a S. 34” y salió, bote de hidratación en mano, a atacar como un poseso a unos pobres peregrinos que hacían el Camino de Santiago. 

-¡¡¡¡Mi Señor, ¿Dónde vais?!!!!! 

-¡¡¡¡¡ Malditos infieles, yo os mandaré con vuestros antepasados y haré una limpieza de Galicia que saldrá en futuros libros de Bicicleterías ¡!!!! 

-¡¡¡¡Que nó, mi señor, que son peregrinos, que van a presentar sus respetos al Patrón a Compostela ¡!!!

-¡¡¡¡Si, si, que se las compongan como puedan, pero fuera de nuestras tierras ¡!!!!

 Viendo los peregrinos que D. Yeloque les arrojaba agua y les lanzaba barritas energéticas que hacían bastante daño, le plantaron cara, y con un certero golpe de uno de sus cayados, terminaron con el cuerpo de nuestro hidalgo por los suelos. La paliza que sus tullidos músculos recibieron, no la olvidaría en mucho tiempo, y menos mal que Playu Panza estuvo al quite y pudo sacarlo de allí rápido, sino las acciones de B&B (Bendas y Betadine) se abrían salido de la tabla de cotizaciones en bolsa.

 - ¿y tú decías que eran peregrinos, mi fiel Playu? 

- Pues claro señor. 

- Que poco sabes de rutas de Bicicleterías, ¿cómo sino, sin la ayuda del Mago Malandrín, podrían habernos rodeado ese ejército y atacarnos a traición? 

- ¿Ejercito?, ¿A traición?, ¿Mago Malandrín?. Señor, el Gatorade os ha sentado mal, eran tres, y uno era un niño, otro una mujer cuya artrosis le impedía casi mover los brazos y el tercero, un hombre que seguro ya tenía bisnietos.

 Siguió la ruta, atravesando preciosos bosques de robles y tupidos pinares, y ya parecía que la calma había llegado a la Ribera Sacra. El Conde del Kilovatio y el Marqués del Capuchino, seguían su búsqueda de terrenos , montados en sus briosos corceles, que hacían la ruta mucho más descansada que para el resto de los participantes, haciendo que los kilómetros y las rampas pasaran sin casi despeinarse ni que una gota de sudor cayera por sus sienes. Willy seguía en sus mundos de Yupi, sin enterarse de donde estaban sus compañeros, Kikerikí, perdido en las posadas y mesones de la ruta, haciendo lo que mejor sabía, embelesar a las posaderas que le decían al oído……“Si, mi amooool, como tú ya saaabes “, el Grupejo, dando charlas de teoría sobre cómo sobrevivir tras una caída al rio o a una acequia, y el “aspirante” a la Orden de los Microfaradios, Piti, seguía a rueda a los nobles para que no les faltara de nada, y así ganarse unos puntos y alguna carta de recomendación.

 La ruta organizada por los mercenarios de la Orden del Castelo Bike discurría por parajes espectaculares, tan pronto nuestros nobles y nuestros plebeyos, nuestro Hidalgo y su escudero subían a altos montes, como bajaban a frondosos valles, o cruzaban verdes praderas. También había barro, bastante , pero allí era donde los plebeyos de San Repechín se encontraban en su “elemento”, las sonrisas llegaban a sus rostros y espoleando sus monturas cruzaban los charcos, los juncales y los bosques en un santiamén.

 Y así seguía la ruta, subida por aquí, bajada por allá y un ambiente espectacular y una organización de 10. Y antes de lo que nuestros héroes se dieran cuenta, ya estaban de nuevo en Monfortia, donde les esperaba una comilona de las que no se olvidan. Pero tras unos vasos de los vinos de la Ribeira, el cerebro de nuestro amigo D. Yeloque, volvió a las andadas . Playu Panza, vió en los ojos de nuestro amigo, un cambio, y antes de que le pudiera echarle mano, ya D. Yeloque estaba corriendo por encima de las mesas, tirando platos y volcando vasos y botellas, y agarrando una escoba que por allí estaba, empezó a pegar estocadas al aire sin parar. Un ataque arriba, una defensa, una finta , un salto hacia adelante y otro ataque, era increíble que aquel delgado cuerpo pudiera tener tanta energía. 

- ¡¡¡¡ Toma, bellaco, y tú, toma también, no escapareis sin probar mi acero…. ¡!!!!! (gritaba D. Yeloque) 

- ¡¡¡¡¿Qué hacéis mi señor ¿!!!!! (gritaba el Playu intentando echarle el guante. 

Pero D. Yeloque no atendía a razones y allí que seguía peleando. 

- ¿Pero a quien atacáis, mi señor? 

- A estos ogros que quieren mandarnos a reunirnos con el Altísimo. 

- Pero D. Yeloque, si estáis dando estocadas a los cortinajes de la posada donde estamos comiendo ¡!!

 Calmada la situación, los manjares que nos sirvieron en la posada fueron pasando del fondo de los platos, a ocupar un lugar destacado en nuestros estómagos, y tras unas copas de buenísimo licor café y orujo de hierbas, dimos por concluida la comida. Unos obsequios por parte de los colaboradores como una noche en la Posada Real de Monfortia, unas sesiones de “imposición de manos” de uno de los seguidores de Playu Panza, y una montura nueva para uno de los participantes, donada por el herrero local D. Alex Biela Loca Racing, pusieron la guinda a una jornada muy disfrutada por todos.

 Al final, los nobles quedaron encantados con la zona, y prometieron volver pronto a disfrutar de sus paisanos, de sus comidas y de sus paisajes. Los Repechinos, como siempre, contentos, llenos de barro, y con una sonrisa volvieron a preguntar…. ¿Cuándo volvemos?

 Playu Panza, nervioso por la ajetreada ruta cuidando a D. Yeloque, desapareció como un espíritu camino de las cocinas de la posada, pues creía que “un hueco para una par de langostinos más, aun le quedaba”.

 ¿Y qué ocurrió con nuestro amigo D. Yeloque de la Rampa? Pues que siguió con su tranquila vida, siguió leyendo libros de Bicicleterías y hasta buscó una nueva cabalgadura para seguir deshaciendo entuertos de honor y…… ¡¡¡¡seguir buscando rutas para los proscritos de la Orden de San Repechín ¡!!!!! 

                                                                   WILLY 

Bueno amigos, ya solo queda dar las gracias. Gracias a los integrantes de Castelo Bike, y a todos los voluntarios y patrocinadores que colaboraron para prepararnos una ruta espectacular, que dejó en nuestras caras unas sonrisas que nos durarán unos cuantos días.

 Seguro que volveremos el año que viene, pero…… ¿menos locos?. Lo primero casi seguro, pero lo segundo….. casi que imposible. Un saludo a todos. 
                                                                   WILLY 

castelo bike 2018 from J M Rodríguez on Vimeo.

martes, 19 de diciembre de 2017

Convocatoria Mañanabuena 2017

Un año más llega la navidad y, por supuesto, la Mañanabuena!!.


Estais todos invitados a participar en esta ruta tan especial. No hace falta casi, ni andar en bici. El único requisito es llevar algo de comer o beber para compartir (turrón, polvorones, callos con chorizo...).


La ruta, como es tradición, se realizará la mañana del 24 de Diciembre: Saldremos de la Estatua de Pelayo a las 09:00 y pasaremos por la Guía a las 09:15.


Salu2 y Felices Fiestas

lunes, 11 de diciembre de 2017

Lotería repechina 2017

Como todo los años, se está procediendo a recaudar para adquirir lotería navideña (máximo hasta el 20 de de diciembre). La dinámica será la de siempre: se hará una lista con los apuntados y lo que juegan cada uno en la tienda de Pedro para luego publicarla. Una semana antes del sorteo, se recogerá el dinero para la compra de la lotería. Salu2

lunes, 18 de septiembre de 2017

El equipo A


En el 2017, un grupo de los mejores repechinos fueron condenados por un delito que no habían cometido, (ir por el asfalto mas de un 3% de una ruta de btt), desde entonces sobreviven rodando por les caleyes como caleyeros de fortuna.

Si los necesitas, seguro que andarán en algún “falso llano” o en una buena trialera.
Si los encuentras, síguelos, la diversión está asegurada.



la sidra y el viño Ribeira Sacra


Era tiempo de vacaciones, y todo buen repechín busca unos días de “calma”.
Aunque esta palabra tiene un significado especial en el vocabulario repechín.
“calma” es ir “aquí al lado”, a pasar dos días de auténtico y espectacular btt en una zona inigualable, la ribeira sacra, volver a casa el domingo, y el lunes …. Como si no hubiera pasado nada.
En la ribeira sacra, se practica la “viticultura heroica”, llamada así porque hay que ser auténticos héroes para cultivar las viñas en aquella zona, y para estar a la altura.
Allá que se fue el equipo a de los repechinos para preparar el hermanamiento entre el viño Ribeira Sacra y la sidra.


Y como no podía ser de otra manera, se celebraría con una “ruta heroica”.

Anibal-el playu smithM. A.-Turonman-BarracusJavi-Fenix-Guardado y el loco Murdock-Yeloquehay , acompañaron a Vacaciones-Willy, a la ribeira, a preparar por todo lo alto el hermanamiento entre la sidra asturiana y el viño Ribeira Sacra.

-¿Cómo vamos a ir a la ribeira?, en avión, ni de coña, que el aeropuerto de Lavacolla ye más pequeñu que el pasillo de mi casa y seguro que acabamos en Finisterre. (Dijo M. A. Turonman)
-tranquilo, que me compré yo unos mapas en aliexpress y traen hasta la última carretera de Alemania. (dijo Murdock-Yeloquehay)
-Burro!!!!! Si la Ribeira está en Galicia, en España ¡!!!!! No en Alemania!!!!!
-Playu, yo con este loco no voy a ningún sitio.
-no te enfades Turonman, que vamos a ir en la furgo, solo necesito el diseño del ganador del día de las alas de Cimavilla y en un pispas estamos en Galicia. Necesitamos 15 rollos de cinta americana, 8 metros de papel de estraza, y 10 metros de tubo de pvc y cinco sillas del Molinón para nosotros.
-Encargate tu de conseguirlo, Javi. (Dijo el playu)
- Yo me encargo sargento, no hay problema. (dijo Javi-Fenix)
- Pues como no aceleres, entre tanto peinarte, planchar la ropa, dar brillo a los zapatos y limpiar por decimoséptima vez la bici, que lavaste a fondo ayer, va a agriarse la sidra y el viño a pasar de añejo a añojo. (dijo willy).
Un somnífero metido en un bote de cera para la cadena, hizo que M. A. Turonman se durmiera como un angelito y junto con las bicis y el equipaje fuera introducido delicadamente en un container y ……. A volar.
Tres horas mas tarde despertaba camino de bulso.
-donde estamos playu?
-llegando a casa hombre.
-¡¡¡¡si, hogar dulce hogar!!!! (Dijo Murdock-Yeloquehay).
-yo no me acuerdo de nada. ¿Cómo llegamos aquí Javi?
-no lo sé, solo sé que llevo los mismos pantalones que hace tres horas y creo que ya huelo a mofetilla. (dijo Javi)
- vaya panda de margaritos. ¿y vosotros sois de lo mejor del mundillo de la caleya?. Voy a tener que ponerme a trabajar yo, porque veo menos exito en esta empresa que estamos preparando que intentar venderle al playu una doble de carbono con frenos de disco. (Dijo Willy).

Y así fueron nuestros amigos en sus bicis buscando por toda la ribeira el mejor sitio para unir a doña sidrina y a Don Viño.
Madrugaron el primer día con las primeras luces del alba y pese a un frio que calaba los huesos, a los 10m, ya estaban nuestros amigos subiendo trialeras.
-visitaremos el santuario de Cadeiras. (dijo Anibal-Playu)

-sí, para que este loco de Yeloquehay-Murdock se encomiende a todos los santos, porque como volvamos a volar, voy a sacar la mano a pasear y el que va a parecer a un dron volando, va a ser él.
-¿qué te parece el sitio, javi?
-no sé, ya estoy sudando un poco, no habrá por aquí ninguna churri que me pueda ver, verdad?, uno tiene un prestigio que debe de mantener….


-no me convence mucho este sitio para el hermanamiento, (dijo Willy)

Y así siguieron nuestros amigos la ruta. Siguiente parada, Amandi, su famosa bodega, y el mirador de souto chao.



-espectacular sitio. (Dijo Javi)
-sí, no está mal, es de los más bonitos de la zona (dijo Yeloquehay)

-no sé, no lo veo, busquemos otro sitio (dijo Willy)
-ya me estoy cansando de tanto pedalear, si me dais un par de pinzas de la ropa, cuatro pilas de petaca y medio metro de cable, hago un motor para la bici como la que le preparé al froome, y doy palabra de que funciona. (Dijo Turonman)
-no seas aguafiestas Rober, vamos al mirador del duque (dijo Yeloquehay)


Un espectacular paseo por entre los viñedos que estaban siendo “aligeraos” de sus preciadas uvas por los esforzados viticultores hizo que el cansancio no se sintiera en las piernas de los repechinos.



Sube y baja, sube y sube, sube y vuelve a subir, y así toda la mañana sin encontrar el sitio idóneo para celebrar la empresa que se les había encomendado, los repechinos siguieron hasta Vilar de Mouros, donde pararon a reponer fuerzas.

-ya era hora, estoy cansado de esa porquería de barritas energéticas que llevamos comiendo toda la mañana (dijo el Playu).
-di que sí sargento (dijo Turonman), ye comida peor que la que comemos en los vuelos con Yeloquehay.
-que nos trajiste Javi? (dijo Willy)
-moviendo unos hilos he conseguido unos taquinos de chorizo de venado y una tortilla que puede que nos alegre el día. (Dijo javi).

-Javi, me estas sorprendiendo. Parece que debajo de esa apariencia tuya de tío flacuchu y escuchimizau hay un buen paisanin. Mira que tortilla, mira que choricín, y el sitiu…. Yes un genio. Casi podías pasar como que hubieras nacido en turón. (Dijo turonman).


-llevamos medio día buscando el sitio ideal, y no anduvimos ni 20km, paramos 10 minutos y el Willy ya está durmiendo. Está visto que no hago carrera de este equipo. (dijo el Playu).
-ahora vamos a pasar por unos senderinos muy entretenidos y ya veréis como llegamos casi a las puertas de Monforte volando. (Dijo Yeloquehay).

-volando vas a ir tú de una colleja que te doy como te alcance. Por estos caminos no pasan ni los jabalíes, y los pocos que se equivocan, se van a suicidar buscando a los cazadores locales. (Dijo turonman).

Y así, atravesando unos bosques espectaculares de robles y castaños, nuestros amigos seguían su ruta.

Yeloquehay pinchó, y enseguida M. A. Turonman, con un embudo y un abanico puso la rueda de nuevo a tres kilos de presión. La aventura seguía su curso.
La tarde avanzaba y el aire fresco volvía a aparecer. Pero los repechinos saben que la mejor solución contra el frio es una buena trialera, así que siguieron sube que te sube, acumulando metros positivos en sus GPS y recorriendo los preciosos viñedos de la ribeira sacra y sus alrededores.
Se acercaba la noche y decidieron regresar a sus cuarteles generales.


No todo en el mundo repechín es pedalear, así que tras pasar por una duchas reparadora y fría, (que se lo pregunten al playu), nuestros amigos, cogieron la furgo de M. A. Y se fueron a reponer fuerzas a la tasca local “o xugo”.

-¿qué desean cenar los señores?, (preguntó una amable camarera)
- yo, hamburguesa de buey. (Dijo willy)
-eso eso, yo también quiero un buey en una hamburguesa, pero sin ketchup, que me llena mucho (Dijo el Playu).

-yo, churrasco, (dijo el loco Murdock-Yeloquehay)
-estas como una cabra de loco, pero sabes pedir buena comida Jose, así que yo también quiero churrasco (pidió M.A.-Turonman)
-a mí me pones un bistec de puerco doméstico, cocinado a baja temperatura y al punto, presentado sobre una cama de verduritas ecológicas y tomates cherry. (Dijo Javi-Fenix)
-¡¡¡¡¡¡marchando un filete poco hecho con ensalada para el tiparraco modernín de la mesa 5 ¡!!!!!! (Dijo la camarera).

Y así, con un buen barril de “Estrella Galicia” la comida se hizo más llevadera y con los estómagos llenos, nuestros amigos se fueron a tomar un poco el fresco.

-¿y ahora que nos tienes preparado para hacer la digestión y entretenernos un poco antes de dormir, Javi?
-bueno, tengo unos contactos y conseguí que la Toñi y la Encarni vinieran a cantar una poco aquí. A ver que os parece. (Dijo Javi)


-Cagón ros, no hay sidra en la barraca? (dijo Willy)
-vaya berridos que peguen, (dijo Yeloquehay)
-mejor íbamos pa casa, que yo quiero tomar un poco del jabalí guisado que dejamos allí como postre, que me quedó un hueco vacío en el estómago. (Dijo el Playu).
-y yo tengo que poner la parabólica a la bici, para tener wifi-direct , que vi una paellera tirada cerca de casa, y con cuatro tornillos y un poco de cinta de amarrar fardos lo tengo todo montado en un pispas. (Dijo Turonman).

Y así nuestros amigos volvieron a casa a descansar. Aunque tenían más ganas de levantarse y seguir disfrutando de la bici y el paraíso gallego que yeloquehay les enseñaba, que de irse a dormir.

El segundo día, tocaba recorrer algunos miradores y durillos cortafuegos, algún porteo cruzando el rio que antaño alimentaba los molinos de xabrega y visita a nuevos petroglifos hicieron que los kilómetros pasaran sin enterarnos, y en un pispas, nuevamente las ruedas circulaban por otro bosque, esta vez el de castinande, precioso, como todos.







La ruta iba llegando a su fin, y nuestros amigos no encontraban el lugar ideal para el tan esperado hermanamiento y sin casi darse cuenta ya estaban otra vez en casa.
-yo no veo nada especial para el acontecimiento. (Dijo Turonman)
-yo lo veo todo muy bien, pero no sé por cual ubicación decidirme.(dijo Javi)
-yo creo que podíamos hacer aquí. En la plaza del pueblo, en bulso. (Dijo Yeloquehay)
-muy buena idea Jose, (dijo Willy). No hay nada como estar en casa.
-¡¡¡¡¡¡eso eso, y asamos unos jabalíes en una hoguera en el centro de la plaza, como Asteríx y Obelíx para sellar la unión entre Asturias y Galicia, entre la sidra y el Ribeira Sacra ¡!!!!!!. (Dijo el Playu).


Y así, tras pasar unos días disfrutando de los paisajes gallegos, nuestros amigos decidieron darse otro homenaje de pulpín y patatines para celebrar la idea.
Bueno, todos no, allí Javi-Fénix, en vez de pulpo pidió “un caldo de vegetales locales, sazonado con unos tubérculos de la zona , cocido a fuego lento y en cocina de leña de roble y con su toque exacto de sal, y con cubertería de plata para degustarlo).
Y claro, acabó como el bardo del pueblo de Asteríx y Obelíx, amarrado a un árbol y con un pañuelo en la boca, mientras los demás hacíamos correr los botellines de “Estrella Galicia” como si aquello fuera una boda.
Y así se celebró la esperada fiesta del hermanamiento, que seguro que será recordada en los libros de historia de la Ribeira Sacra.


      Fin.

martes, 18 de julio de 2017

Vídeo On Board de la 24 Vuelta al Concejo de Gijón BTT

Esto de salir tanto en bici con gente mayor se acaba pegando todo, ya se me había olvidado colgar la entrada. :P
Os dejo el resumen de la cámara On Board de la Vuelta al Concejo







Dani Linux

martes, 27 de junio de 2017

SEIS “GUELINOS” Y UN BIBERÓN

Cinco de la mañana en la Residencia Geriátrica Nuestra Señora de la Santa Trialera.
En la habitación 34, el abuelo Trasmi se levanta “rápidamente” para bajar al jardín y coger un par de limones para hacer limonada energética.

Suena un despertador y Willy abre un ojo. Recién incorporado a la “elite” de los “Septuagenarios” de la residencia, ya se toma las cosas con calma, bueno, con más calma que cuando era más joven, y eso que parecía imposible.
El Padre Yeloquehay, ya peina canas, pocas, pero alguna le queda, las “supervivientes” de sus  Retiros espirituales por la Riboira Sacra con sus compañeros de la Residencia en sus años mozos.
Ya lleva varias horas levantado, desde los “maitines”, y sus viejos huesos ya empiezan a pedir un descanso.
La habitación de Turonman estaba vacía. No había celador que pudiera con él. En cuanto se apagaban las luces, cogía su multiherramienta y bajaba al almacén donde ponía al día y ajustaba todas las sillas de ruedas y los andadores.
El día anterior Willy había intentado cambiar un fusible al motor de elevar la cama y se había cargado los plomos de toda la residencia y el motor de la cama, y Turonman había pasado la noche reparando la avería.
Un “jovenzuelo” a punto de entrar en el “Club de los 70”, Kike, era el “azote” de la Residencia.
Siempre repetía las mismas batallas de cuando era joven a sus compañeros :
-A mí, de chaval, me llamaban Kike de la Jungla, porque era una fiera.
- Si, y ahora también te llamamos así, porque roncas como un verdadero animal .
Le contestaban sus amigos entre risas y toses.
-¡¡¡Esto es absurdo!!!! Devolvedme mis pañuelos de hilo, que hoy voy a subir el Mortirolo y los necesito.
O sino me llevo una sábana y la corto a mordiscos ¡!!!.
Decía Mani, pero nadie le hacía caso, porque sus últimos dientes se los había llevado “el ratoncito Pérez” hacía ya más de quince años.
El desayuno, con sus dosis diarias de anti inflamatorios, pastillas para el riego, infusiones para la circulación, capsulas para el colesterol y más y más medicamentos, llenaban las bandejas.
Hoy es domingo, y uno de los voluntarios viene a sacar de paseo al grupo de los Repechinos.
Todos han abandonado sus sillas, sus andadores, sus “taca tacas”, y sus cómodos sillones eléctricos y estaban listos con sus bicicletas  a la puerta del garaje.
-Hoy voy a salir a darlo todo, pero necesito mi chubasquero de la suerte, que hay una nube allí en Avilés y creo que va a llegar aquí.
 Decía Trasmi debajo de su mascarilla de oxígeno.
- Yo hoy no voy a forzar mucho, estoy entrenando “a pulsaciones”  y no puedo salirme del programa que me puso mi personal-trainer.
Decía Willy ajustándose bien el pañal para que no se le viera debajo de su culotte de talla XXXXXL.
-Pues yo me he metido un “ciclo” para ir sobrado y haciendo “caballitos” hasta subir al Picu del Sol.
Decía Kike, intentando coger el manillar que se le escapaba debido a que su compañero “el Parkinson” le acompañaba.
-Ya cambié el rodamiento del pedalier por el de la silla de ruedas del Playu que pesado 15 g. menos y tiene un coeficiente de rozamiento de solo 0,0000333. Con eso, no me vais a ver más que la coronilla en toda la ruta.
Decía Turonman.
Y así, reunidos como en los viejos tiempos, o mejor como en sus “jóvenes tiempos”, estaban nuestros amigos esperando por su guía.

A las 9,15 apareció Lynuxín, un sesentón al que la barriga le pegaba en la barra de la bici y que aunque dejaba “melena”, era de los que se peinaban con “raya central súper ancha” .
-¿Quién ye esti “paquete”?
Preguntó Trasmi.
-Pa mí que nos quieren engañar, vaya piltrafa de tío.
Este no llega ni al final de la Senda de la Camocha
Decía Willy.
-Y con una bici eléctrica. Vaya vergüenza. Ni ye paisano ni nada. Allá por el 2017 lo hubiéramos quemado en la hoguera a los pies de Pelayo cualquier domingo por la mañana.
Decía Turonman.
-Y encima sucia. Yo no me pongo a su lado, no me vaya a manchar.
Decía Mani.
-Ta aquí porque tien que haber de todo en esti mundo.
Decía Kike.
-Bueno chavales, vamos a dar un paseín tranquilo, haber hasta donde llegamos.
-Más lejos que tú, seguro, decía Trasmi.
-Yo no lo espero más de cinco minutos en la primera trialera, decía Willy
-¿No hay otro voluntario?, me da vergüenza que me vean con este barrilete, decía Mani
-Nada, pegamos un par de demarrajes subiendo al Picu del sol y que El Señor lo acompañe, decía Yeloquehay.
Y así emprendieron nuestros amigos la ruta dominical.
En los primeros compases, el Yogurín Lynuxin iba sobrado, con los “abueletes” a rueda.
Enseguida Turonman y Willy “sugirieron” un falso llano que hizo asomar una sonrisa en el rostro de Yeloquehay.
Una vez arriba, hubo que parar, para desenrollar la lengua de Lynux del eje pedalier.
Los abueletes, sonriendo y esperando que el guía recuperara el aliento.
-Vamos hasta el bosque de Muño, dijo Kike
-Mejor volvemos ya, no vaya a ser que os de un telele y tenga que llamar a helicóptero del Sespa para que os venga a buscar. Decía Lynux.
-Solo una última subidina, dijo Trasmi. Aquí arriba, donde la Pieza H, que tengo que mirar las antenas que tengo allí.
-“Putos abueletes, están todos dopados hasta las orejas, sino ye imposible que aguanten tanto”, pensaba Lynux.
-Bueno, qué. ¿Usamos unos piñones más pequeños ya?, que estoy cogiendo frío de ir tan despacio, dijo Turonman.
-Ya era hora, bajamos a paso de tortuga, y subiendo nos pasan hasta los caracoles, decía Kike
-Si, pero no podemos llegar hasta la Residencia sin el “paquete” esti de guía que nos mandaron hoy, sino no nos van a dejar salir más, decía Willy.

-Bueno, el Señor nos lo ha mandado, así que hagamos  nuestra buena obra de hoy y dejemos que se crea que nos está dando “cera”.
Rezaremos para que el próximo domingo el voluntario que nos manden no necesite unes ruedines atrás como esti, decía Yeloqueahy.
-¿No tiene gps?, pues tiramos y lo esperamos en el bar de enfrente de la Residencia tomando algo mientras llega.  Qué vergüenza, ¿cómo se atreve a traer un uniforme de Repechín?,  Seguro que lo compró en unos Chinos, decía Mani.
Y así, tras un quórum, decidieron  volver nuestros amigos,  por la senda y por la carretera hasta dejar sus bicis en el garaje a la espera de la próxima ruta.
-Bueno chavalinos, espero que hayáis disfrutado de la ruta, y ahora ya a descansar hasta la semana que viene. Dijo Lynux.
-jejejejeje si, si, vamos a descansar, pero tu vete a ducharte, porque tienes una sudada como si hubieras andado en bici. Jejejejeje, se rieron todos los abueletes.
-Oye, y si hacemos una clase de spining par sudar nosotros un poco?, dijo Trasmi.
-¡¡¡¡¡Siiiiiiiiii!!!!!!.    Fue el grito unánime de los“Old Repechins”.

Y así, recuperando sus muletas, sus collarines y sus fajas y tacatacas, nuestros amigos volvieron a su rutina, esperando que llegara el próximo fin de semana para volver a salir con sus bicis y disfrutar de su afición, y de paso recordar sus años jóvenes……
Un saludo a todos, y nos vemos en la Trialera, y no en la residencia Nuestra Señora de la Trialera jejejejeje      
                                                  WILLY







domingo, 7 de mayo de 2017

Cela Brothers and company by Penouta



Esta vez nuestro cronista oficial Willy, viendo que la que ruta pasaba cerca de la quesería de Abredo, decidió quedarse en casa no fuera a ser que le entrase una cagalitrosis de esas debido a su "cariño" al queso.



Para guiarnos por la zona de Navia contamos con tres nativos, los Cela Brothers(Ivan y Luis) y David.





De los Repechinos prácticamente los habituales y algún allegado mas, Turonman, Many Manitas, YLQH, Motores, Kike de la Jungla, Linux(debido a que ya le entra el mallot ya puede hacer ruta con los repechinos), Tx, Israel, Josete y 1/2, y un servidor.


 
Lo dicho salimos de Navia guiados por Ivan( a partir de ahora MotoresGp,porque si Angel es motores ,este tiene mas cilindrada), Luis "The Brother" y David (David-in ,porque cuando le pregutabamos cuando hay de subida " un ratin", ¿cuánto tiempo queda para comer? "un momentín", "na un repechín y ya estamos".

Salimos de Navia y a los dos kilómetros mas o menos nos desviamos a la derecha para ya tomar contacto con la caleya y empezar la primera subida que nos iba a llevar hasta unos ventiladores de esos que ponen para refrescar el ambiente. Curiosamente coincide con el punto más alto de Coaña.
viendo el ritmo que llevábamos sabía que era una ruta que me iba a gustar, no puedo opinar lo que mis compañeros pensaban porque los desconozco, pero el silencio se hizo rápido.




Parte de la culpa la tiene motores o mejor dicho toda, ya que según me contaron en el trabajo está siempre vacilando a MotoresGp de las ruta que hacía con los Repechinos los fines de semana, "na este fin de semana hicimos 23 km y 2000+" "este otro fin de semana hicimos 40km y casi llegamos al Everest"; Ya lo dice el refrán "se pilla primero a un mentiroso que a un repechín que no anda un carajo".

Es curioso que nadie protestaba por el ritmo, ni que había que parara a beber, a mear ,a  poner o quitar ropa, a comer una barrita, todos como corderinos detrás de los guías, por supuesto yo encantado con el tema, que diferencia con las salidas de los fines de semana.

Empezamos a descender y tenía razón Willy pasamos a escasos metros de la quesería de Abredo, tranquilo Willy guardamos un minuto de silencio por ti.

Empezamos la segunda ascensión del día, hubo un intento de parada a comer una barrita pero motoresGp dijo un poco más adelante que queda poco para coronar ,jajaja, todos con el culote entre las piernas se subieron a sus monturas y hala p´arriba con las ganas de comer la barrita.

Llegamos a una campera donde Davi-in propuso a los Repechinos una subida adicional que hasta ese día el no consiguió subir, no sé si por la altura o porque, todos hicieron oídos sordos, menos Israel y claro alguien tenía que ir en representación de los Repechinos, Asia que el menda se puso en marcha.
Tenía razón David-in era una autentica subida, pendiente y técnica, Israel se quedó a 20 metros de coronar yo a 5m. y David-in consiguió subir por primera vez. La verdad que el esfuerzo mereció la pena por las vistas que había.



 Un largo descenso con una cuantas zetas en las que Many como autentico especialista de la Redbull Rampange, nos dio unas exhibiciones. Turonman durante el descenso empezó a tener problemas en la trócola de la rueda derecha trasera. se cree que fue un sabotaje por parte de Linux.



 Terminó el descenso y Turonman debido a que Many no había llevado las herramientas apropiadas y que faltaba Willy autentico Doctor en mecánica , no pudo arreglar el problema y tuvo que regresar al punto de origen.

Empezaba la subida de la jornada, Penouta, no estuvo nada mal el calentamiento hasta ese momento 27 km y 970+, estábamos a 70 metros y teníamos que subir hasta los 900 ¡Yuuuuuupi!




En las primeras rampas se pudo observar como Linux deshinchaba la rueda izquierda trasera, "na tengo que dejaros, no talona bien la rueda", se cree que esta maniobra fue para volver con Turonman y rememorar aquellas noches e la Rivoira.pero le salio el tiro por la culata, saque mi bomba made in la NASA de 4 euros un par de bombazos una patada en el culo y p´arriba, que cara de tristeza y pena le quedó al pobre.

 Las primeras rampas de la subida eran las más duras, luego el terrenos ya suavizaba pero siempre ascendiendo, el desfile era digno de ver ," biking dead", parecía aquello, pero todos con orgullo, casta, genio, pundonor y porque no les quedaba mas coj....s llegaron a la capilla de San Isidro que era el punto de avituallamiento ¡Qué avituallamiento! compañeros ,era comida como para una boda, y ya sabéis que yo en estos temas no exagero, empanadas de carne y bonito, chorizos, cecina, queso, etc. con decir que sobró comida y eso que iba yo.





Ya con las fuerzas repuestas se oye la frase de David-in "ahora solo queda un kilometrín de ascensión, un repechín un poco pendiente y e en un momentín coronamos donde las antenas", en ese momento yo vi alguno intentar quitar el link de la cadena para poder ahorcarse con ella.









Con cara de resignación todos para arriba, en esta parte fue donde dos de los miembros del Btt Repechín perdieron el carnet, había la opción de la caleya  y la opción del asfalto, estos dos ya os imagináis por donde tiraron, vergüenza ajena sentimos los demás, prefiero omitir los nombres porque bastante deshonor tienen ya.


 Coronamos Penouta fotos de rigor y para abajo...o casi.









Empezamos a descender y David-in dijo "si subimos un momentín este repechín de un kilometrín, bajamos por un cortafuegos muy chulo" alguno empezó a darle la cabeza vueltas como a la niña de exorcista.

Descenso rápido y técnico en el que Many volvió a exhibirse, llegamos a la carretera de Coaña donde después de 5km llegamos al punto de origen.

Reacciones raras vi yo en algunos al darle besos y abrazos al coche, no me lo explico.

Estábamos a lado de la piscina donde aprovechamos para ducharnos, Israel y un servidor nos dimos un baño en la piscina y nos metimos en el Jacuzzi, lo que ocurrió en este sitio con un " osito "que estaba dentro voy a omitirlo porque estamos en horario infantil.

Unas cervezas ayudaron a completar una jornada magnifica de BTT.



Después de toda esta narrativa irónica, vamos a ponernos un poco serios.

Agradecer a Ivan, Luis y David esta jornada de autentico mountanbike, ruta preciosa, compañía excepcional, os debemos otra jornada en Gijón como la que nos habéis ofrecido, aunque nos va a resultar difícil igualarla tan si quiera, porque superarla va a ser imposible.

Pd: Ivan tienes mi número de teléfono para lo de Brasil jajaja.

Parafraseando al mas ilustrado, elocuente y sabio de los Repechinos:

"NOS VEMOS EN LAS CALEYAS"