martes, 24 de marzo de 2015

BAUTIZO DE BICI BARRIZAL SEGURO

Se las prometía muy felices nuestro compañero Chema en el dia del “vautizo” de su nueva Felt . Para tal acontecimiento decidió llamar a un grupín de Repechinos, contando con que la ruta discurriría por la Senda de la Camocha y como “techo”, el Picu del Sol.



Pero ya se sabe que dentro de cada Repechín, hay….un cabr´--, bueno, una cabra grande ( por si hay niños leyéndonos) jejejejeje, y hoy nuestro guía, era Ferre.

Al ver llegar a Chema con su bici nueva y reluciente, una sonrisa pícara apareció en su rostro , y haciendo trabajar horas extras a su única neurona, dijo, “Vamos a ir hacia Prendes y Guimarán”, que conozco yo una ruta muy entretenida.



Después de haber asistido al cursillo por correspondencia de manejo del gepesín, ya se sentía preparado, y todos los demás integrantes de la ruta teníamos la mosca tras la oreja.

Ya para encontrar el principio de la ruta, costó un poco, pero una vez en “el buen camino”, la diversión no nos abandonó en toda la mañana.

Hoy para acompañar a Chema en el vautizo, los invitados eran, Gus, Ferre, Paco Pastillas, el Madriles, el Alloriau, Nacho, el Bola y Willy.

El Bola tuvo que abandonar a las primeras de cambio por problemas mecánicos y no pudo seguir acompañandonos.

Ya desde las primeras pedaladas, los charcos y el barro hicieron acto de presencia y se hicieron nuestros compañeros inseparables. Barro, barro y un poco más de barro hicieron las delicias de todos los participantes, menos de Chema, que sufría cada vez que el agua y el barro llegaban al eje pedalier de su nueva compañera de ruta.



En un momento que el asfalto nos dio una tregua, preguntamos a Chema que cuantas bicis tenía y que si había vendido alguna para comprar esta, y al comentarnos que se la habían dado en una tienda, las risas fueron generalizadas:

-“¿Digiste a la mujer  que te daban la bici gratis, y te creyó?”
-“Eres nuestro héroe”
-“Ye la disculpa mas mala que hayamos escuchado nunca”
-“ye tan mala que hasta ye creible”
-“ ¿ Y la muyer no te echó a dormir a la terraza y sin manta?”
Y aún intentaba convencernos diciendo :
-    ¡¡¡Que ye verdad, y dentro de tres meses me la cambian por otra nueva!!!!

Fue aquí donde la carcajada general se oyó hasta en Candás.

Entre risas y cachondeo seguimos pedaleando con el Monte Areo en nuestra mira.
Y así seguíamos nuestra aventura, con Gus “catando el barro” en forma de caída, y el resto haciendo lo que podíamos para no marcarnos ningún “andariegu”.



Cada uno disfrutó a su manera, Ferre no tuvo tiempo para echar ni un cigarrín, el Alloriau no paraba de maldecir el momento en que se le ocurrió traer tanta ropa. Nacho, no veía el momento de ver Gijón y yo tenía unas ganas de pillar mi sofá preferido que no me lo podía ni imaginar.  Pero quien más partido sacó a la ruta, fue Paco, que lo pasó como los indios. En el barro pedaleaba y reía, y en los “falsos llanos”, se retorcía como un merucu en un anzuelo, pero no se bajaba de la bici ni por recomendación. Pero creo que dejó al decathlon sin existencias de geles para un mes ( jejejejejejeje).
Subidas entretenidas hasta el Monte Areo y una vista de los dolmen “flotando literalmente” en unos charcos gigantes, hicieron las delicias de todos.



Ya en la parte final un estrecho y conocido camino nos llevaría a las cercanías de Aceralia, y de allí ya sin dejar el asfalto, llegaríamos a La Calzada y ya cada mochuelo a su olivo.

Bueno amigos, espero que os haya gustado la crónica de nuestra ruta de hoy y que Chema siga contando con nosotros para seguir “bautizando” sus bicis.




Hasta la próxima.
Un saludo a todos
WILLY

miércoles, 11 de marzo de 2015

¡¡¡CHÉ !!! REPECHINET !!! COJE LA BICI QUE LLEGA EL CALORET (UN DIA EN LAS FALLAS SEGÚN LOS REPECHINOS)

Nueve de la mañana, suena el chupinazo en Pelayo y se anuncia otro gran día de los Repechinos. Nuestra alcaldesa favorita, Dña Carmentita Morillerverá nos dá desde el balcón del edificio Consistorial el mitin que nos dará la salida. Entre la fiesta del sábado, la sidra “asgaya” y los “chupitinos” de licor de manzana del desayuno, el discurso se va liando y liando y liando….hasta que se encontró el final.
-“ Y desde este pulpitet, y con unos culetet de Trabanquet, doy la salida a la Ruta Fallera de los Repechinos. Suerte en el viaje y cuidadín, que ya hace caloret”.


Y tras la mascletá que casi quema toda Cimavilla, allá que nos dirigimos a pasear nuestros Ninot por la costa cantábrica y pueblos del interior.

Las Fallas en el Mundo Repechín, son “un poco diferentes” a las tradicionales,(bueno, los Repechinos no somos parecidos a nada conocido), y en vez de que la gente vaya por los barrios viendo las fallas y decidiendo qué ninot será indultado de las llamas, en los Repechinos, cada barrio de la ciudad manda a su “mejor” Ninot a hacer la ruta, y es la opinión de la gente que los vé en la ruta la que decidirá quien se salva del “fuego cruzado” que recibirá cada Repechín en las siguientes rutas, (léase cachondeo generalizado en persona y despelleje general en el wasap durante un mes al menos).

Del barrio “alto” de Cimadevilla, nos mandaron al Ninot “El Terror de los Cachopos”,con el Sargento Playu como abanderado, la verdad es que a juzgar por la mayoría, una obra poco trabajada, sin mochila, nada de comer, delgaducu,…..


De Moreda Sur, venía Yeloquhay, con el Ninot del barrio, “Alegoría de Fotocopies Barates con Tinta China”, la primera opinión, también simplona, griposu, arrastrando media escultura por la calle y resoplando como una ballena pa llegar a 4 Caminos.



Del Barrio “Rico” de La Guía, Mani Manitas traía su obra cumbre “ Líneas Imposibles Diseñadas por El Menda”. Hay que decir que era una obra, sobre todo “muy limpia”, aunque claro, como dicen en el Barrio Rico, “ Será por perres…..”.



De La Calzada Sur, ( ya rozando con el Natahoyo),  Lynux buscaba un premio y reconocimiento para su Ninot “Ilusión de un Bacalao que no acabó el Soplao”. La verdad es que no impresionó tampoco en la salida. Un diseño ramplón, con poco trabajo y a simple vista ya se notaba que no completaría la ruta de valoración popular (ya olía a cerilla, vamos).



Del barro de Laviada,  Pedro Trasmi intentaba sacar el máximo provecho a la creación de su barrio “ ¿Dopado yo?, ¡¡¡Qué vá, preguntarle a los dragones voladores que me acompañan y me dan fuerza”, una primera impresión, asustaba, una creación con mucho trabajo, mucha determinación, y muchos prospectos de medicaciones, que salían por todos los bolsos del Ninot.



Y de Montevil Sur, Willy llevaba el diseño “ De Donde No Hay, No se Pué Sacar”, se veía que era una obra con poca “inversión y hecha en el trastero en un par de horas”. Aunque todos los vecinos del barrio colaboraron en la obra, se veía que con ese “representante”, los únicos puntos que iban a conseguir eran los de “pena”, porque era otro de los Ninot designados a arrastrarse por las cunetas en la ruta.




Del barrio del Llano, otro de los Ninot que quería librarse de las llamas al final de la ruta, el capitaneado por Turonman, al que se notaba que “los Fondos Mineros”  andaban rondando,  y la única pega era que traía las ruedas muy gastadas, señal inequívoca de que había pasado muchas veces antes por la ruta para “ganarse” la confianza de los miembros del jurado.


Y así empezó nuestra “caravana”, con Portuarios como primer punto de “evaluación”, donde Lynux, por ser “vecino” consiguió bastantes puntos, pero que ya empezó a perder subiendo a La Campa Torres.

La Bajada a Aboño, fue abordada Por Mani con mucho cuidado, esperando que su Ninot llegara “impoluto” al menos a Candás.

La ruta se fue llenando de “sobres” ,  Yeloquehay y de Trasmi decían que eran de gelocatiles y aspirinas, pero viendo su rendimiento, más parecían de Tramadoles y similares, la verdad es que ya se les “empezaba a ver el plumero”, sobre todo en un ataque de euforia de Trasmi que quiso atravesar (literalmente) un tronco que cruzaba el camino, (dice que no lo vió, pero al menos tenía un metro de diámetro).


En la Playa de San Pedro, tuvimos que hacer nuestra primera “andadura”, ya que los Ninot se enterraban hasta los ejes de pedalier.
Una “Clase Majistral” de “sedimentación minera” a cargo de Turonman nos esplicó las formaciones geológicas que teníamos a la vista, y tras el pequeño descanso, seguimos ruta.

Una zona con poco público nos llevó de Luanco a Bañugues, donde el Terror de los Cachopos dejó sin existencias de Horicios en la carpa a los Feriantes que se las prometían muy felices cuando llegara el público, por lo que tuvieron que poner el cartel de que se suspendía el Festival del horicio previsto para el domingo por falta de existencias.

Después, barro, un poco más de barro y algún que otro barrizal nos llevarían al Faro del Cabo de Peñas.



Allí reagrupamiento y a reponer energías, que llevar hasta allí todo el “conglomerado fallero”, nos había cansado bastante, y el “Agua de Valencia”, no da tanta energía como unos buenos culetes de sidra “D.O.R” (Denominación de Origen Repechín).

Allí el Playu nos deleitó con un poco de magia, y de la nada, hizo aparecer una “flauta travesera” que en un par de mordiscos hizo desaparecer con la misma rapidez con que apareció.



Repuestos y con nuevas energías seguimos con nuestro peregrinar, abandonando la costa y dirigiéndonos a los puntos de paso de la zona interior, no sin antes cruzar el “desierto de Verdicio”, con más arena que las dunas de Doñana por las que pasa la caravana del Rocío.

Al poco tiempo, el Ninot de Lynux hizo un amago de tener un pinchazo, pero al ver el sprint de los que le habíamos acompañado el año pasado y no estábamos dispuestos a volver a desmontarle la rueda 15 veces, decidió seguir sin decir nada y viendo como el trabajo de todos los vecinos del barrio se iba desmoronando y cayendo por las cunetas.

El miedo en el cuerpo también empezó a llegar al Trasmi, y aunque hizo un par de amagos de abandonar , decidió seguir un poco más ( yo creo que buscaba la estación del tren o la parada del alsa para volver a casa).

El Niemeyer y la Ria de Avilés nos recibieron, las puntuaciones empezaban a estar casi decididas, pero los de delante se confiaban y a la mínima, los de detrás se les subían a la chepa.

Viendo que ya olía a “traca” y a “polvora”, Trasmi escapó antes del reagrupamiento en Trasona, donde esperábamos que ya que teníamos “mano izquierda” con el Piragüas, nos obsequieran con unos pastelinos y unas cervecinas, pero nuestro gozo en un pozo y tuvimos que seguir al “falso llano” que estaba detrás, buscando los últimos puntos de la clasificación y que ya nos llevarían a la zona de Prendes y Guimarán.


Después, ya poco que contar, tuvimos que remolcar a la carroza de Lynux subiendo ¡¡¡¡por el asfalto a Veriña!!!! y procurando que la lengua no se le enrollara en el pedalier llegamos a La calzada, donde  pusimos fin a nuestra ruta “Fallera”.

Esperamos que para el próximo año más barrios se unan a nuestras Fallas Repechineras. Ir pensando los diseños para vuestros Ninot, os esperamos.


Un saludo a todos
Willy

martes, 17 de febrero de 2015

SAN VALENTÍN (MENAGE A TROIX)

En estas fechas, los Repechinos, ¿qué celebramos?. Pues, sí, San Valentín(en nuestro caso “San Calentín”, porque frío, lo que se dice frío, no pasamos nunca en nuestras rutas, y menos en las invernales).

Hoy la verdad es que el día estaba pa todo, menos para dar al pedal, pero un Repechín que se precie, va a ver los carnavales, cena románticamente por San Valentín, hace los “deveres” como un campeón  y al día siguiente ¡¡¡¡TÁ COMO UN CLAVU A LAS 9 EN PELAYO ¡!!!!

Menuda panda de margaritos. El Playu, “que si tengo que ir con la Santa a tomar el vermuth” (osea, que no me dejan salir en bici hoy por si mancho la ropa), Barrancas, “que si quedamos mas tarde”(osea, que toy de vagu subidu), Turonman “toy haciendo picatostes” (osea, que ta atrincherau en el trasteru con el rodillu), Yeloquehay “ye que toy preparando la colmena de invierno pa los abejorros”, (osea, que tien una barrigada de la cena de ayer que no se puede ni levantar de la cama), Jandrin, “toy colocando el trasteru”, (osea, que ta corriendo a comprarle el regalo a la parienta porque se le olvidó San Valentín y ve que sus kinder corren peligro), y Lynux “ye que tengo mucho trabajo atrasao” ( osea…. Que….. ye que……¡¡¡¡bueno, coño, ta bien claro, ¡¡¡¡QUE TIENE TRABAJO “ATRASADO” Y NO LE DEJAN SALIR HASTA QUE NO DEJE EL PABELLÓN BIEN ALTO!!!!, quiero decir…. Hasta que se ponga al dia…..).


Bueno, a lo que voy, este san Valentín, nos las prometíamos muy felices Trasmi y yo, de “parejina de echo”, con el frío que hacía, y viendo nubes por donde miráramos, ya nos las prometíamos muy felices “atechándonos” en alguna tenada llena de hierba de los alrededores de Gijón, pero la llamada de Piraguas, nos hizo cambiar de planes y no desperdiciar el “menage a troix” que se nos ofrecía.

video

El Monte Areo era nuestro destino, pero en menos de 5 minutos, se cubrió de neblina, y Trasmi, esperto lobo de mar, dijo que aquello era agua, y mucha, así que pusimos popa al Musel y nos dirigimos a La Providencia. El mar no parecía muy cabreado, pero las nubes y sobre todo las cargadas de agua corrían que se mataban, y en unos minutos que disfrutamos por atajos que nos enseñó Marcos, el orbayu se convirtió en el “cuarto Repechín”.

Un subeybaja por la Providencia y sus caleyas, nos llevó a la subida al golf, y viendo el barro que ya acumulábamos, decidimos seguir por la costa ,”que seguro que está mejor”.  ¡¡Y un huevu de paloma!!! Que diría aquel. Barro, lluvia, barro y piedras, lluvia y ¿ya dije barro?, y un verdín peligroso, nos acompañaron buena parte de la ruta. Algun andariegu, (menos mal que era subiendo) y llegamos a Quintes.

Otras caleyas y como siempre, ¡¡Ya tamos Perdidos!!, tira por aquí, ahora a la derecha…..al final aparecimos en el Curviellu, nadie sabe cómo, y subimos en dirección a las Areas de Deva. Encima del Cementerio, la vista era……..nula, Gijón podía estar a la derecha, a la izquierda o vete tu a saber donde. Viendo lo que nos esperaba, pusimos los chubasqueros ( no sé para qué, porque ya estábamos calados hasta los kinder) y bajamos buscando la civilización y  a alguna persona ( hoy bikers rodando, cero), solo estos tres Repechinos, esperando y mirando los wasap haber si alguno de los Cocoricos nos invitaba a un caldín caliente, pero nada.

Así que entre agua que caía del cielo y agua que subía del asfalto,mas parecíamos tres chicharrinos que tres Repechinos, así, que un poco “a braza, y un poco a croll” llegamos nadando a Gijón y dimos por terminada nuestra particular celebración de San Valentín.
Bueno amigos, ser buenos y pasar unos buenos carnavales.



WILLY

lunes, 9 de febrero de 2015

LA SEMANA BLANCA EN EL COLEGIO DE LOS REPECHINOS

Hola a todos, soy Willy, tengo 5 años y voy a contaros la excursión que hicimos los Repechinos para celebrar la Semana Blanca en el colegio. Mis compañeros me han nombrado “cronista” hoy, pero yo no sé que es eso, me suena a un programa que ve mi mamá en la tele , el de Mujeres Hombres y Viceversa que tienen un “tronista”. Nosotros estudiamos en el colegio de los Hermanos Desesperados de la Caridad del Sagrado Corazón de San Repechín del Falso Llano y, llegadas estas fechas, siempre vamos a disfrutar de la nieve a los montes cercanos. Hoy nos tocaba a los alumnos de 1º de Primaria, no cabíamos en nuestros maillots de la alegría.

Llegó el día tan esperado.  Tras mucho miedo pensando que la lluvia nos volvería a arruinar la excursión, nos preparamos y con nuestras bicicletillas nos reunimos en la primera parada del bús, Pelayo el Peleón.  Aquí  Pelayín  siempre nos “carga las pilas” para las “batallas” que las trialeras nos depararán en las rutas.

El bus nos llevaba hacia la segunda parada  La Guía, donde cojeríamos al resto de los compis que nos acompañarían en la ruta de hoy.

En el camino por el Muro de San Lorenzo, estábamos que no cabíamos en nosotros de gozo y ya empezamos a cantar las típicas canciones de los autobuses:
-¡!Vamos de excursión,
Hoy nos lleva el profe de Turón!!

O esta otra de :
-¡¡Pa ser Repechín de primera,
a la trialera, a la trialera……

Mirando de reojo vimos a un grupo de la Policía que nos vigilaba, seguro avisados de posibles altercados antes de que llegáramos a las zonas de “falsos llanos”.

Hoy, estaban al mando de la excursión, el Hermano Benedictino D. Roberto, uno de los “huesos” del cole, que no te pasa una en cuanto el camino “tira parriba”. D. Jose Manuel, “el copias”, siempre nos castiga haciéndonos copiar un montón de veces una frase como castigo. ( a mí la última vez me tocó copiar 200 veces “ parece mentira que un repechín que se precie, haga un andariegu en una zona ciclable y ponga la disculpa de que se le haya salido la cala y no la podía volver a encajar”). El otro profe responsable del grupo era D. Marcos, “el palas” (lo llamamos así porque tiene unas manazas que cuando te arronchas en una subida, nos da unas collejas que nos pone rojas hasta las orejas).


Los niños de 1º de Primaria del grupo éramos:  Carlos, “el lagartijo”, lo llamamos así porque ye pequeñín y se te cuela por cualquier rendija que dejes subiendo. Pedrín, “el locutor”, que ta todo el día sacando un cucurucho por la ventana y se cree que  habla por la radio y deja sordos a todos los de Cimavilla con sus berridos. Teníamos otro Pedro,  el “soplete”, porque anda quemando todo lo que encuentra con el mechero ( porque fuma a escondidas en el recreo). Willy, “bocachancla”, porque no calla ni bajo el agua (de hecho tuvo que dejar el cursillo de buceo). Yerman, “el gritos”, todo el dia “berreando” y dando voces en las rutas, nos tiene la cabeza loca a todos los de la clase.
Luis Angel, “el chispazu”, porque un dia metió un boli en un enchufe pa arreglar un apagón y dejó a todo el colegio a oscuras dos días. Dany, “el pijín”, porque ahora dice que vive en una “zona residencial “ en la Calzada, pero nosotros no sabemos donde quedan esos chalets que dice.
Juaku, “el becas”, lleva en el cole 20 años y nunca pagó una matrícula, siempre le “tocan” todas las ayudas, creemos que tiene “contactos”  en la dirección. Y por último, Oscar, “el  pupas”, siempre está con disculpas para no hacer las rutas con nosotros .Ya antes de llegar a la primera subida buscando la nieve, Juaku y Oscar, ya no paraban de decir “¿Cuánto falta?, Yo me aburro, quiero ir a casa”. Claro, no habían quitado les ruedines pequeñes de atrás en sus bicis y no seguían el ritmo del grupo.





Una vez pasado el cementerio (algunos querían parar para meter dentro a Oscar y decir que lo habíamos perdido en la nieve), nuestros dos compañeros no siguieron y tuvimos que llamar al autobús para que viniera a buscarlos y los llevara de vuelta a casa. La verdad es que vamos a proponer a los profesores que los vuelvan a mandar a la guardería a repetir curso.
El resto, seguimos, el “pijín” andaba un poco ahogado, porque llevaba 3 dias comiendo espaguettis y macarrones, gracias a un viaje que su novia (todos decían que ye “pija” como él, y encima “con pasta”(como le pagó las vacaciones), y alguno decía que “era un chollu de moza”. Yo no creo que las niñas sean chollos, no andan en bici ni hablan de cómo arreglarlas y no hablan de futbol.

Decididamente no veo el chollo por ningún lado.


Una vez en la fuente antes de llegar a 4 Jueces, D. Roberto, D. Marcos y D. José Manuel nos prepararon unos sandwichs y unas botellas de leche para recuperar fuerzas, pero nosotros preferimos atacar nuestras mochilas y vaciarlas de chuches, gominolas y chupachups, que el azucar da mucha energía.


A partir de aquí, la nive ya nos empezó a acompañar, y las caidas fueron continuas, el “lagartija” bajó “de golpe” de la bici, sin daños importantes, (a él tampoco le pasó nada), y tras un pequeño reagrupamiento en el que “el soplete” se hechó un cigarrín escondido tras un pino, empezamos a subir hacia 4 Jueces.


Si te salías de la pequeña trazada, o caías o te marcabas un andariegu, y así, hasta la zona alta. D.Roberto andaba como una moto, y D. Marcos se marcó algunos andariegos, ante las risas de toda la clase, pero nadie se atrevió a tirarle alguna bola de nieve, por si “saca la mano a pasear….”.A medida que subíamos, la nieve era más alta, y una vez arriba, la visión al valle de Peón era la de una zona toda toda toda blanca.


Para subir al Fariu nos tocaba pasar una regilla grande para entrar al prado, y fue como pasar a otro mundo. Si creíamos que la ruta hasta ahora era dificil, lo que nos esperaba ahora si que era duro.
Las únicas habitantes de la zona eran una manada de vacas que seguro que daban leche super fresca, porque la nieve le llegaba a las …..ya sabeis, a esos depósitos que tienen debajo del cuerpo, en la parte de atrás…..


La subida fue de las que nos gustan. Una mezcla de nieve, barro, caca de la vaca y pipí de la vaca que hacía que cada paso, fuera una aventura. Los pies nos desaparecían hasta casi la rodilla. Algunos nos parecío muy duro y nos empezamos a retrasar y queríamos ir para casa con papi y mami, pero llegó D. Marcos, y nos dijo: “Como no apreteis el culo y esteis en el Fariu en 10 minutos, voy a sacar la mano a pasear y vais a flipar”. Resultado, los mayores, perdíamos hasta los calzoncillos subiendo, y los más pequeños, sacaban humo por los pañales prado arriba.

El que más y el que menos “cató” la nieve, que estaba muy blandita. El “copias” quiso enterrar la bici para no tener que seguir empujándola, pero una mirada seria de D. Roberto le hizo cambiar de idea.


 Una vez arriba todos decíamos que era la mejor escursión que habíamos hecho y nadie recordaba tanta nieve. D. Roberto y D. Marcos que son más antigüos que las ruedas negras, decían que no lo recordaban haber visto así, nunca.

Una romería de colegios estaban donde el área recreativa, y allí ya nos las prometíamos muy felices. “Todo para bajo ahora, decía el “chispazu”, pero nosotros lo seguíamos viendo “chungo”, y mantenerte encima de la bici era un milagro.

video

En la bajada hacia Paraguezos, nos encontramos con Jandrín, “el guirnalda” ( porque tiene más luces que un árbol de Navidad), y Janjún, “el IBM” (lo llamamos así porque siempre le decimos”IBEME por el libro que está en la estantería de arriba, IBEME a cambiar el fluorescente, porque ye el más pequeñín de la clase), subían hacia el Fariu.

Nosotros bajando, cojimos más agua que tirándonos a una piscina, y al llegar a lo alto de la Cuesta de La Vaca, estábamos irreconocibles del barro que traíamos encima de nuestros mandilones.



Tiritando seguimos hacia La casa de la Radio y para rematar D. Roberto nos llevó a bajar por la trialerina de La Bombilla. Los discos de las bicis, se pusieron “al rojo”  y la llegada a la senda fue algo que nos agradó a todos, ya solo nos quedaban 4 pedaladas para estar disfrutando de una ducha calentita.


Bueno, espero que todos mis amiguitos ya se hayan duchado y hayan limpiado bien por detrás de las orejas y estén en perfecto estado de revista para que nuestros profes nos vuelvan a llevar de escursión.  ¿A donde será la próxima ……?.
¡¡¡¡VAMOS DE EXCURSIÓN,
CON “EL COPIAS”, “EL PALAS” Y “EL HOMBRE DE TURON…..!!!!!


Un saludo a todos,
WILLY

jueves, 29 de enero de 2015

RUTA DE LOS “TOCAOS”

Hola amigos, ya estamos aquí de nuevo dando guerra.
La tecnología informática, me ha dado la espalda, y mi ordenador ha hecho “booomm”, así que tuve que hacer esta crónica tecleando wasapp, por eso tardé una semana en escribirla. Jejejejeje


Ya me decía Lynux “ Jolines Willy, como te pases, siempre mandas la crónica del domingo, el lunes o el martes, pero esta vez te “superaste”, ¡¡¡¡¡tardaste una semana!!!!”
En fin, vamos al “tajo”, este fin de semana cambiamos nuestra ruta Repechinera, del domingo, al sábado.

Como la mayoría de los Repechinos andamos un poco “averiados” ultimamente,  titularemos nuestra ruta como la de los “tocaos”. Teníamos uno “tocado”, de las lumbares, otro del cuello, otro de un brazo, otro de una rodilla…. Y así podría enumerar a todos los participantes, pero en lo que todos coincidímos, es en estar “muy muy muy tocados”, ¡¡¡¡Pero de la cabeza!!!!, eso va en el adn de los Repechinos.

En Pelayo, nos juntamos Trasmi, Piraguas, el Bekariu y un servidor. Ya a punto de marchar, apareció Barrancas.

Con una mañana “fresquita”, nos dirigimos a la Guía donde nos esperaban Ricardo, Dany DJ y Jandrín.

Un paseo por la senda, nos llevó a la trialera del camping, donde ya no notábamos el frio, y menos aún al llegar arriba.

Un paseín hasta el Curviellu, y giro a la derecha para ir a buscar las areas recreativas de Deva, por si quedaba algún poro de nuestra piel sin expeler sudor a todo trapo.
Como siempre, unos van delante y otros “un poco más atrás”, pero el cachondeo y las risas están aseguradas cuando se juntan al menos dos Repechinos.
Barrancas ya va “mas fino” y el Bekariu vuelve por sus fueros y ya no hay quien lo deje de rueda, a poco que te descuides, ya lo tienes otra vez pegado, se nota que las subidas al Picu del Sol han forjado sus patukes.

Una vez arriba, decidimos ir a ver como estaba La Cuesta de la Vaca. Allí recordamos la aventura de Barrancas y el Bekariu en la Vuelta al Concejo, y lo hechos polvo que habían llegado allí.

Tengo que reconocer que esta vez llegaron mejor, pero en su contra, tengo que decir que se marcaron un COCORICO de los gordos, abandonando la ruta y bajando por la ´Cuesta de la Vaca, en vez de subir los “50 metros abundantes” que hay hasta el cruce de Paraguezos.
Subiendo a Paraguezos, nos encontramos con Kike de la Jungla, que venía de dar un paseín por el monte.

Una vez en el cruce, otra vez a la derecha y ¡¡¡¡a bajar!!!!
Como mi tecnica bajando “roza el cero”, bajé el último y me perdí, girando a la derecha en un cruce cuando debía seguir defrente. Una llamada a Ricardo y cogí el buen camino.

Unas buenas roderas producidas por los maderistas y barro a tutiplén me llevaron a reunirme con mis compañeros y ya juntos llegamos hasta La Collada. Allí Kike se marcó otro cocorico y tiró por el asfalto hacia Gijón. La verdad es que yo ya estaba más “muerto que vivo”, y por ganas, hubiera marchado con él, pero “engañado” por mis compañeros de ruta, seguimos hacia el Monumento a los Bomberos y hacia La Camocha.

“Venga, que vamos despacio, tranquilamente, viendo el paisaje”, me decía Trasmi y Piraguas, y viendo que Jandrín, Dany  y Ricardo asentían, decidí seguir. (decisión equivocada).
La cuesta hormigonada para poder ver una preciosa vista de Gijón, no es que se me hiciera eterna, sino….¡¡¡lo siguiente!!!!.

No sé como, pero supongo que dí un poco de pena a mis compañeros de ruta y no subimos hasta Huerces, sino que “bajamos” hasta Lavandera.
Una vez al lado de sidra Trabanco ya me las prometía muy felices, “¡¡¡¡ya todo en bajada!!!!, pero en un pispas, no sé por donde nos metimos que al poco rato, ya estábamos subiendo otra vez.
Yo no sé como, pero llegué a coronar el último repechin del día, yo creo que gracias a que llevaba media hora imaginándome sentado al sol y degustando unas cervecinas bien frías con mis compañeros de ruta en vez de pensar lo cansado que estaba.

Una vez en la Senda, ya estaba todo el trabajo hecho, solo quedaba el Fin de Ruta, esta vez “guiados sabiamente” por Jandrín, que como siempre, no nos defraudó y nos aconsejó sobre unas “tostadas de trigo”, que nos dejaron sin habla, pero con muy buen sabor de boca.


 
El reportaje fotográfico, no es muy grande. Al principio de la ruta, no hice fotos por no retrasarnos, a la mitad porque me perdí, y al final porque no tenía fuerzas ni para sacar la cámara del bolso del maillot, pero el fin de ruta, si que quedó “inmortalizado”.

Bueno amigos, hasta aquí nuestra ruta, no sé cuantos km hicimos, por lo menos 200, y de los metros de desnivel……2 mil….¡¡¡¡O Más!!
Un saludo a todos y hasta la próxima.

WILLY

PD: Al final, tras una reunión de emergencia de la “Cúpula de los Repechinos”, se acordó que Barrancas y el Bekariu, aunque habían ganado muchos puntos últimamente en el ranking repechinero, los han perdido todos de golpe hoy por el super cocorico que se marcaron, y deberán entregar los mallots de Repechín en la sede del club a la mayor brevedad. ¡¡¡¡¡Que ser un Repechín ye algo muy serio ¡!!!jejejejejejejejejejejeje







domingo, 25 de enero de 2015

Los Panchos

Una simpática nutria nos obsequio con su presencia en la Guía.  Sobre la salida, "no hay comentarios".


domingo, 4 de enero de 2015

Menos de lo mismo

¡Uf, cada vez quedamos menos! Si amiguitos cada vez somos menos los habituales. Pero disfrutamos lo mismo. Lo que importa, lo que es importante, es pa
sarlo bien y seguro que si preguntais a cualquiera de los que salimos este primer domingo del año os lo puede corroborar. A todos. Incluido Barrancas.

salimos un poco más tarde por miedo al frío, que hizo como otros integrantes del grupo. Es decir, no apareció. También el retraso puede ser debido a la edad, o a que nos estemos ama.... estrando. Alguno lo sugirió. Pero eso queda para los que salimos.......

Ruta de unos 50 Km y 1100 de desnivel positivo, por la zona de Lavandera bosque de Muñó y Huerces.
¡Hasta la próxima! 

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Año nuevo ......

Año nuevo vida nueva. Si, ya sabemos que suena  a tópico, pero los repechinos cada año hacemos propósito de enmienda. En la mayoría de los casos es un poco más de lo mismo. Unos piden dejar el tiro con gomeru y volver al buen camino. Otros dejar a dolorín y a cabeza olvidados. Alguno dice: “cambio recolección de aceitunas por mejorar en los descensos”. Hay quién pide un curso intensivo de mecánica. Barrancas quiere ser guardia de seguridad. Dice que quiere dedicarse a cuidar la línea.
Cada uno de nosotros podría decir muchas cosas que espera de este 2015. De lo que estoy completamente seguro es que todos queremos seguir disfrutando con nuestras bicis. ¿O no?

Feliz año para todos.    

domingo, 28 de diciembre de 2014

Genio, figura, bombero y repechín dominguero

José Manuel Rubiera se jubila después de 34 años en el Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento
Genio, figura y bombero
«Este es un trabajo muy duro, pero los nuevos materiales han mejorado las condiciones; cuando yo entré usábamos trajes de algodón y mascarillas»
«Digo las cosas muy claras y eso a no todo el mundo le gusta». Rubiera avisa, pero lo cierto es que este referente del parque de bomberos salió el lunes de su último turno en Roces por la puerta grande, rumbo a su jubilación, mientras sus compañeros hacían sonar todas las sirenas como señal de respeto y de tributo a los 34 años que ha llevado las botas puestas. No tiene pelos en la lengua –«en la cabeza tampoco», abunda mordaz– y por eso explica que ha decidido salir en el periódico «no por protagonismo personal, sino para reivindicar más medios y personal para los bomberos, los grandes desconocidos y los que a diario se juegan la vida en la calle». Precisamente ahí, en la calle, ha estado él hasta el final. 

Su último servicio fue en el operativo de búsqueda de una chica de 34 años que se tiró desde el Cerro de Santa Catalina. «Cuando hay gente joven por el medio, las intervenciones se hacen más duras, pero hay que tomar distancia y pensar con la cabeza fría, si no, sería imposible trabajar...», dice, recordando una de sus vivencias más difíciles, que no se ha podido quitar de la retina, la del rescate en 1998 de una niña de cinco años de su domicilio de la calle Jesús, incendiado por una vela que suplía la falta de corriente eléctrica. «La saqué en brazos con vida, pero la prubina no aguantó», lamenta

«Hubo veces también que talmente parecía que estábamos viviendo dentro de una escena de Gila, como el día que estaba subido en la autoescalera con la manguera apagando un fuego en un piso y de pronto escucho por detrás a voces: ‘Joseeee, Joseeee, ten cuidao fiu’. Era mi madre desde la ventana», recuerda con gracia. O el año que quedaron vencedores en el concurso de charangas con una carroza reivindicativa de un enconado conflicto laboral con el Ayuntamiento hace dos décadas. 

Anécdotas y percances 

Anécdotas muchas. Y percances, alguno. Muestra de ello son las cicatrices que luce en las manos.Pero eso prefiere pasarlo por alto. «Este es un trabajo muy difícil, pero es verdad que los últimos años los medios han mejorado las condiciones para desempeñarlo, cuando yo entré aquí en 1981 teníamos un traje de algodón y una mascarilla para entrar a los incendios. Más tarde fueron llegando los equipos, primero rudimentarios y luego más sofisticados», explica. Aunque el material es ahora más avanzado, a su juicio, «falta personal». «Hay menos de 90 bomberos para atender una ciudad que cada día es más grande. Hace unos cinco años que el Ayuntamiento no convoca plazas y son muy necesarias porque cada vez hay una plantilla más reducida con todas las jubilaciones, así que desde aquí aprovecho para pedir a las autoridades que apuesten por los bomberos, que aunque hagamos un trabajo silencioso, es imprescindible», reclama. 
Segundo de abajo por la izquierda
Y eso que José Manuel Rubiera González no iba para bombero. «Viví toda la vida junto al antiguo parque de la calle San José, pero vocación, lo que se dice vocación, tampoco tenía mucha. Trabajaba en la empresa Adaro y después de tres años me quedé en paro por una crisis muy gorda que hubo, así que me planteé prepararme para bombero porque era un trabajo fijo. Al final, después de 34 años aquí, no me imagino habiendo sido otra cosa», comenta. Sus compañeros tampoco. Su jubilación a los 59 deja un vacío en el turno 2 y él, aunque tira de socarronería, también les echará de menos. A ellos y a Beltza, la veterana mascota del parque. «Esta nos entierra a todos», dice. 

No se ha llevado a casa ni su ropa de trabajo –«se la di a los compañeros», afirma–, pero sí innumerables vivencias. Buenas y malas. Como el duro trago que hace nueve años golpeó a la curtida plantilla con la muerte de dos compañeros en un accidente de tráfico en Fano cuando acudían a sofocar un incendio. «Hay que quedarse con lo bueno, que la vida son dos días, eso sí, esos dos días hay que pasarlos lo mejor posible». Porque así es Rubiera: genio y figura, pero sobre todo, bombero.  Fuente el comercio
Nosotros añadimos también, Repechín y buen compañero. 
Disfruta de la merecida jubilación.



lunes, 22 de diciembre de 2014

Ya llega la mañanabuena!!

¡¡¡¡¡EL DESPERTADOR YA SUENA!!!!
¡¡¡ARRIBA, YA LLEGÓ LA MAÑANABUENA!!!.
NOS JUNTAMOS EN PELAYO,
UN MONTÓN DE REPECHINOS,
OTRA CLÁSICA DEL AÑO,
TAMOS COMO RAPACINOS.
-.-
SUBIMOS A CUATRO JUECES,
COMO MANDA LA TRADICIÓN,
HOY TOCA RUTA “TRANQUILA”,
YA SABES, DE ESAS DE EL ÚLTIMO…….
-.-
JANDRÍN  PONE LA MUSICA,
EL PLAYU LES GAMBINES,
Y PA CALENTAR LES PATUKINES,
¡¡QUE BUENA TA LA SIDRINA!!
-.-
IR EN COCHE Y CON MUSIQUINA,
NO YE PA LOS REPECHINOS,
PREFERIMOS LES CALEYES,
Y ALGUNA QUE OTRA CUESTINA.
-.-
LUIS EL MUDU Y YO, FUIMOS LOS RAJAOS,
VIMOS CUATRO NUBES EN EL CIELO, 
HICIMOS LA RUTA MOTORIZAOS.
-.-
NUESTRO “REPECHÍN DE ORO”,
HIZO UN COCORICO SIN PRECEDENTES,
SEGURO QUE EL PLAYU LE “AYUDARÁ”,
A TENER AHUJETAS HASTA EN LOS DIENTES.
CON LA ALCALDESA SACAMOS FOTOS,
LA MAÑANABUENA PASADA,
QUE SEPA CARMEN QUE POR TODOS,
ESTE AÑO FUE RECORDADA.
-.-
TAMBIEN A NACHO RECORDAMOS,
DURANTE UNOS MINUTINOS,
VERÁS COMO TU BICI “VUELVE”,
Y PEDALEARÁS CON LOS REPECHINOS.



Hola amigos, llegan las Fiestas de Navidad, y ¿qué toca?, abrigarse y ¡ A LA MAÑANABUENA!.

 
Hoy el día no amaneció muy “católico”, pero “prometía”. Unas nubes con un poco de orbayu hicieron que los Repechinos se decidieran por la equipación con la famosa membrana repechinera, el “plastitex”.


Yeloquehay, el Playu, Turonman, Ricardo, Jandrín, Motores, Piraguas, Barrancas, Piti, Lynux y un montón mas de Repechinos, ¡¡¡¡Alto, alto ¿dije Lynux? ¡!!
¡¡¡NOOOOOOO, nuestro Repechín de Oro se marcó un cocorico cocorico de los que tardarán en olvidarse ¡!!!!

Su primera actuación como Sheriff, y dejó al Barrancas, en su época de Cortapescuezos, como un héroe.
Pero corramos un tupido velo sobre este “aprieta teclas”, menos mál que el gremio de la informática quedó bien defendido por Súper Mario Soft y su compañero Ballesterosan que sudaron la gota gorda para llegar a 4 Jueces, lo malo es que ya se sabe, que andando el Playu y la comida en una misma mesa, o llegas pronto, o no encuentras ni las migajas. Y esto es lo que les pasó a nuestros amigos, cuando llegaron, casi habíamos quitado hasta la mesa de piedra de 4 Jueces. Pero les regalaron la subida hasta el Fariu ( 50 metros abundantes y un 5% de desnivel les dijeron algunos cabroncetes, jejjejejejej)



También nos acompañaron unos amigos del pedal de Noega, Amador y Justi que seguro que les gustó mucho la ruta y el ambientillo y la camaradería.

Una vez arriba, ya tocaba vuelta a casa, unos a darse una ducha caliente, otros a comer algún “tentempié” antes de la comida, otros a aclararse la garganta con un poco de cerveza.


Tras esta ruta navideña, casi acabamos el año.
Cerramos un nuevo año “bicicleteramente” hablando,
( ¿habré inventado una palabra?). ¿Qué balance podemos hacer?, ¡¡¡Positivo, muy positivo!!!( ¿no decía algo así un entrenador de futbol?).

 
Seguimos disfrutando juntos de nuestra afición, el masoquismo (porque hay que ser masocas pa salir lloviendo en invierno; madrugar tras una verbena en verano; pasar sed bajo ese sol de verano; atacar una y otra vez esa trialera que se nos atasca hasta que la logramos subir sin hacernos un Andariegu; sacar fuerzas cuando ya no te quedan, para que al llegar junto a tus compañeros de ruta, no te vean lo jodido que estás…. Y así podría podría llenar la crónica para describiros las cosas con las que disfrutamos los Repechinos).





Nuestro mallot Repechín se paseó por mil rutas. Pocas caleyas asturianas se quedaron sin ver pasar a un Repechín, Tapia, Grao, Ribadesella, Llanes.... , sin olvidarnos de las clásicas como Covadonga, la Riboira o La Marañuela, por poner solo unos ejemplos.



En fín nada nuevo bajo el sol. Los Repechinos siguen siendo “culos inquietos”, y a poco que se les insinúe una nueva ruta o se les diga “conozco yo una caleya nueva que….” Allá que se van. Ojalá sea así por muchos años.

Bueno amigos, como seguro que fuisteis muy buenos este año, seguro que los Reyes os traerán todo lo que pedisteis, pero por si acaso también les alcanzó la crisis, pasad unas

FELICES FIESTAS Y UN PRÓSPERO AÑO NUEVO.
Nos vemos en el 2015.
WILLY