martes, 17 de febrero de 2015

SAN VALENTÍN (MENAGE A TROIX)

En estas fechas, los Repechinos, ¿qué celebramos?. Pues, sí, San Valentín(en nuestro caso “San Calentín”, porque frío, lo que se dice frío, no pasamos nunca en nuestras rutas, y menos en las invernales).

Hoy la verdad es que el día estaba pa todo, menos para dar al pedal, pero un Repechín que se precie, va a ver los carnavales, cena románticamente por San Valentín, hace los “deveres” como un campeón  y al día siguiente ¡¡¡¡TÁ COMO UN CLAVU A LAS 9 EN PELAYO ¡!!!!

Menuda panda de margaritos. El Playu, “que si tengo que ir con la Santa a tomar el vermuth” (osea, que no me dejan salir en bici hoy por si mancho la ropa), Barrancas, “que si quedamos mas tarde”(osea, que toy de vagu subidu), Turonman “toy haciendo picatostes” (osea, que ta atrincherau en el trasteru con el rodillu), Yeloquehay “ye que toy preparando la colmena de invierno pa los abejorros”, (osea, que tien una barrigada de la cena de ayer que no se puede ni levantar de la cama), Jandrin, “toy colocando el trasteru”, (osea, que ta corriendo a comprarle el regalo a la parienta porque se le olvidó San Valentín y ve que sus kinder corren peligro), y Lynux “ye que tengo mucho trabajo atrasao” ( osea…. Que….. ye que……¡¡¡¡bueno, coño, ta bien claro, ¡¡¡¡QUE TIENE TRABAJO “ATRASADO” Y NO LE DEJAN SALIR HASTA QUE NO DEJE EL PABELLÓN BIEN ALTO!!!!, quiero decir…. Hasta que se ponga al dia…..).


Bueno, a lo que voy, este san Valentín, nos las prometíamos muy felices Trasmi y yo, de “parejina de echo”, con el frío que hacía, y viendo nubes por donde miráramos, ya nos las prometíamos muy felices “atechándonos” en alguna tenada llena de hierba de los alrededores de Gijón, pero la llamada de Piraguas, nos hizo cambiar de planes y no desperdiciar el “menage a troix” que se nos ofrecía.

video

El Monte Areo era nuestro destino, pero en menos de 5 minutos, se cubrió de neblina, y Trasmi, esperto lobo de mar, dijo que aquello era agua, y mucha, así que pusimos popa al Musel y nos dirigimos a La Providencia. El mar no parecía muy cabreado, pero las nubes y sobre todo las cargadas de agua corrían que se mataban, y en unos minutos que disfrutamos por atajos que nos enseñó Marcos, el orbayu se convirtió en el “cuarto Repechín”.

Un subeybaja por la Providencia y sus caleyas, nos llevó a la subida al golf, y viendo el barro que ya acumulábamos, decidimos seguir por la costa ,”que seguro que está mejor”.  ¡¡Y un huevu de paloma!!! Que diría aquel. Barro, lluvia, barro y piedras, lluvia y ¿ya dije barro?, y un verdín peligroso, nos acompañaron buena parte de la ruta. Algun andariegu, (menos mal que era subiendo) y llegamos a Quintes.

Otras caleyas y como siempre, ¡¡Ya tamos Perdidos!!, tira por aquí, ahora a la derecha…..al final aparecimos en el Curviellu, nadie sabe cómo, y subimos en dirección a las Areas de Deva. Encima del Cementerio, la vista era……..nula, Gijón podía estar a la derecha, a la izquierda o vete tu a saber donde. Viendo lo que nos esperaba, pusimos los chubasqueros ( no sé para qué, porque ya estábamos calados hasta los kinder) y bajamos buscando la civilización y  a alguna persona ( hoy bikers rodando, cero), solo estos tres Repechinos, esperando y mirando los wasap haber si alguno de los Cocoricos nos invitaba a un caldín caliente, pero nada.

Así que entre agua que caía del cielo y agua que subía del asfalto,mas parecíamos tres chicharrinos que tres Repechinos, así, que un poco “a braza, y un poco a croll” llegamos nadando a Gijón y dimos por terminada nuestra particular celebración de San Valentín.
Bueno amigos, ser buenos y pasar unos buenos carnavales.



WILLY

lunes, 9 de febrero de 2015

LA SEMANA BLANCA EN EL COLEGIO DE LOS REPECHINOS

Hola a todos, soy Willy, tengo 5 años y voy a contaros la excursión que hicimos los Repechinos para celebrar la Semana Blanca en el colegio. Mis compañeros me han nombrado “cronista” hoy, pero yo no sé que es eso, me suena a un programa que ve mi mamá en la tele , el de Mujeres Hombres y Viceversa que tienen un “tronista”. Nosotros estudiamos en el colegio de los Hermanos Desesperados de la Caridad del Sagrado Corazón de San Repechín del Falso Llano y, llegadas estas fechas, siempre vamos a disfrutar de la nieve a los montes cercanos. Hoy nos tocaba a los alumnos de 1º de Primaria, no cabíamos en nuestros maillots de la alegría.

Llegó el día tan esperado.  Tras mucho miedo pensando que la lluvia nos volvería a arruinar la excursión, nos preparamos y con nuestras bicicletillas nos reunimos en la primera parada del bús, Pelayo el Peleón.  Aquí  Pelayín  siempre nos “carga las pilas” para las “batallas” que las trialeras nos depararán en las rutas.

El bus nos llevaba hacia la segunda parada  La Guía, donde cojeríamos al resto de los compis que nos acompañarían en la ruta de hoy.

En el camino por el Muro de San Lorenzo, estábamos que no cabíamos en nosotros de gozo y ya empezamos a cantar las típicas canciones de los autobuses:
-¡!Vamos de excursión,
Hoy nos lleva el profe de Turón!!

O esta otra de :
-¡¡Pa ser Repechín de primera,
a la trialera, a la trialera……

Mirando de reojo vimos a un grupo de la Policía que nos vigilaba, seguro avisados de posibles altercados antes de que llegáramos a las zonas de “falsos llanos”.

Hoy, estaban al mando de la excursión, el Hermano Benedictino D. Roberto, uno de los “huesos” del cole, que no te pasa una en cuanto el camino “tira parriba”. D. Jose Manuel, “el copias”, siempre nos castiga haciéndonos copiar un montón de veces una frase como castigo. ( a mí la última vez me tocó copiar 200 veces “ parece mentira que un repechín que se precie, haga un andariegu en una zona ciclable y ponga la disculpa de que se le haya salido la cala y no la podía volver a encajar”). El otro profe responsable del grupo era D. Marcos, “el palas” (lo llamamos así porque tiene unas manazas que cuando te arronchas en una subida, nos da unas collejas que nos pone rojas hasta las orejas).


Los niños de 1º de Primaria del grupo éramos:  Carlos, “el lagartijo”, lo llamamos así porque ye pequeñín y se te cuela por cualquier rendija que dejes subiendo. Pedrín, “el locutor”, que ta todo el día sacando un cucurucho por la ventana y se cree que  habla por la radio y deja sordos a todos los de Cimavilla con sus berridos. Teníamos otro Pedro,  el “soplete”, porque anda quemando todo lo que encuentra con el mechero ( porque fuma a escondidas en el recreo). Willy, “bocachancla”, porque no calla ni bajo el agua (de hecho tuvo que dejar el cursillo de buceo). Yerman, “el gritos”, todo el dia “berreando” y dando voces en las rutas, nos tiene la cabeza loca a todos los de la clase.
Luis Angel, “el chispazu”, porque un dia metió un boli en un enchufe pa arreglar un apagón y dejó a todo el colegio a oscuras dos días. Dany, “el pijín”, porque ahora dice que vive en una “zona residencial “ en la Calzada, pero nosotros no sabemos donde quedan esos chalets que dice.
Juaku, “el becas”, lleva en el cole 20 años y nunca pagó una matrícula, siempre le “tocan” todas las ayudas, creemos que tiene “contactos”  en la dirección. Y por último, Oscar, “el  pupas”, siempre está con disculpas para no hacer las rutas con nosotros .Ya antes de llegar a la primera subida buscando la nieve, Juaku y Oscar, ya no paraban de decir “¿Cuánto falta?, Yo me aburro, quiero ir a casa”. Claro, no habían quitado les ruedines pequeñes de atrás en sus bicis y no seguían el ritmo del grupo.





Una vez pasado el cementerio (algunos querían parar para meter dentro a Oscar y decir que lo habíamos perdido en la nieve), nuestros dos compañeros no siguieron y tuvimos que llamar al autobús para que viniera a buscarlos y los llevara de vuelta a casa. La verdad es que vamos a proponer a los profesores que los vuelvan a mandar a la guardería a repetir curso.
El resto, seguimos, el “pijín” andaba un poco ahogado, porque llevaba 3 dias comiendo espaguettis y macarrones, gracias a un viaje que su novia (todos decían que ye “pija” como él, y encima “con pasta”(como le pagó las vacaciones), y alguno decía que “era un chollu de moza”. Yo no creo que las niñas sean chollos, no andan en bici ni hablan de cómo arreglarlas y no hablan de futbol.

Decididamente no veo el chollo por ningún lado.


Una vez en la fuente antes de llegar a 4 Jueces, D. Roberto, D. Marcos y D. José Manuel nos prepararon unos sandwichs y unas botellas de leche para recuperar fuerzas, pero nosotros preferimos atacar nuestras mochilas y vaciarlas de chuches, gominolas y chupachups, que el azucar da mucha energía.


A partir de aquí, la nive ya nos empezó a acompañar, y las caidas fueron continuas, el “lagartija” bajó “de golpe” de la bici, sin daños importantes, (a él tampoco le pasó nada), y tras un pequeño reagrupamiento en el que “el soplete” se hechó un cigarrín escondido tras un pino, empezamos a subir hacia 4 Jueces.


Si te salías de la pequeña trazada, o caías o te marcabas un andariegu, y así, hasta la zona alta. D.Roberto andaba como una moto, y D. Marcos se marcó algunos andariegos, ante las risas de toda la clase, pero nadie se atrevió a tirarle alguna bola de nieve, por si “saca la mano a pasear….”.A medida que subíamos, la nieve era más alta, y una vez arriba, la visión al valle de Peón era la de una zona toda toda toda blanca.


Para subir al Fariu nos tocaba pasar una regilla grande para entrar al prado, y fue como pasar a otro mundo. Si creíamos que la ruta hasta ahora era dificil, lo que nos esperaba ahora si que era duro.
Las únicas habitantes de la zona eran una manada de vacas que seguro que daban leche super fresca, porque la nieve le llegaba a las …..ya sabeis, a esos depósitos que tienen debajo del cuerpo, en la parte de atrás…..


La subida fue de las que nos gustan. Una mezcla de nieve, barro, caca de la vaca y pipí de la vaca que hacía que cada paso, fuera una aventura. Los pies nos desaparecían hasta casi la rodilla. Algunos nos parecío muy duro y nos empezamos a retrasar y queríamos ir para casa con papi y mami, pero llegó D. Marcos, y nos dijo: “Como no apreteis el culo y esteis en el Fariu en 10 minutos, voy a sacar la mano a pasear y vais a flipar”. Resultado, los mayores, perdíamos hasta los calzoncillos subiendo, y los más pequeños, sacaban humo por los pañales prado arriba.

El que más y el que menos “cató” la nieve, que estaba muy blandita. El “copias” quiso enterrar la bici para no tener que seguir empujándola, pero una mirada seria de D. Roberto le hizo cambiar de idea.


 Una vez arriba todos decíamos que era la mejor escursión que habíamos hecho y nadie recordaba tanta nieve. D. Roberto y D. Marcos que son más antigüos que las ruedas negras, decían que no lo recordaban haber visto así, nunca.

Una romería de colegios estaban donde el área recreativa, y allí ya nos las prometíamos muy felices. “Todo para bajo ahora, decía el “chispazu”, pero nosotros lo seguíamos viendo “chungo”, y mantenerte encima de la bici era un milagro.

video

En la bajada hacia Paraguezos, nos encontramos con Jandrín, “el guirnalda” ( porque tiene más luces que un árbol de Navidad), y Janjún, “el IBM” (lo llamamos así porque siempre le decimos”IBEME por el libro que está en la estantería de arriba, IBEME a cambiar el fluorescente, porque ye el más pequeñín de la clase), subían hacia el Fariu.

Nosotros bajando, cojimos más agua que tirándonos a una piscina, y al llegar a lo alto de la Cuesta de La Vaca, estábamos irreconocibles del barro que traíamos encima de nuestros mandilones.



Tiritando seguimos hacia La casa de la Radio y para rematar D. Roberto nos llevó a bajar por la trialerina de La Bombilla. Los discos de las bicis, se pusieron “al rojo”  y la llegada a la senda fue algo que nos agradó a todos, ya solo nos quedaban 4 pedaladas para estar disfrutando de una ducha calentita.


Bueno, espero que todos mis amiguitos ya se hayan duchado y hayan limpiado bien por detrás de las orejas y estén en perfecto estado de revista para que nuestros profes nos vuelvan a llevar de escursión.  ¿A donde será la próxima ……?.
¡¡¡¡VAMOS DE EXCURSIÓN,
CON “EL COPIAS”, “EL PALAS” Y “EL HOMBRE DE TURON…..!!!!!


Un saludo a todos,
WILLY