lunes, 18 de febrero de 2013

SALIDA DOMINICAL


 Siguiendo nuestra querida rutina, llegado el domingo nos tocaba hacer la ruta Repechinera semanal.
Como siempre, reunión en Pelayo, con Yerman, Peter Stone, Trancas, Jonny, Trasmi, Turonman, Yelqhay y  Willy .
Pese a que hacía un buen día, nos resguardamos un poco del “airecillo fresco” que nos acompañaba en los primeros momentos.
Paseo por la playa hasta recoger en la Guía a Mani, Piti y Jandrínweb. Se nos unieron Rafa un compañero del club "Pedalin". 
También nos acompañó Juanse, que hacía mucho tiempo que no venía con nosotros.
Me tocó a mí pensar una ruta, pero entre que tenía la neurona “de vacaciones” y que el cuerpo no acompañaba mucho, el itinerario fue preparado “sobre la marcha”.
Subimos por la cuesta de los túneles para quitar un poco el frío algunos, y para estirar las piernas otros.
Una vez arriba, nos esperaban unos caballos en un prado cercano, que fueron la envidia de más de un Repechín al ver sus “atributos” listos para la “acción”.
Seguimos hacia la zona del Curviellu, y un poco antes de llegar un rumor recorrió el grupo. Uno decía si era un avión, otro si era un pájaro, otro si era Supermán, incluso alguno decía que era el meteorito que nos pasaba cerca, pero no, era un tiparraco flacucho echando sudor sin parar. En cuanto vimos que el olor era a cachopo, todos nos dimos cuenta que era el Sargento Playu, que había salido a quemar las grasas acumuladas el sábado.
Lejos de intentar atraparle, decidimos investigar una zona poco transitada por los Repechinos, el asfalto hasta el alto del Curviellu.
Una vez arriba, tiramos a la izquierda y subimos otro falso llano hasta que Mani, insistió en que si no había barro y charcos, esta era una ruta absurda, así que a media subida, volvimos a girar a la izquierda y cogimos la variante de los Valentín Boys para llegar a la parte alta de la subida a la Cabañona.
Seguimos “llaneando” un volvimos al Curviellu y luego ya todo “para abajo” hasta las áreas recreativas de Deva.




Dudando las alternativas que nos quedaban y con las opiniones de algunos sobre el estado de las caleyas cercanas, decidimos ir por lo conocido y llegamos hasta lo alto de la Cuesta de la Vaca.
Mi neurona ya estaba agotada, y mi cuerpo, a cero de fuerza, menos mal que Piti, persona sensata, dijo : Venga chavales, bajamos hasta la Tahona de Vega.
El que más y el que menos se tiró cuesta abajo como un poseso.
Las conversaciones en el descenso fueron de todo tipo, pero con un tema general, “mariquita el último”.
-Que te apartes, que voy
-Dájame sitio que te paso
-Toma, te adelanto por fuera como en las motos
-Yo no freno ni loco
-¡¡¡Banzaiiii!!!!
Bueno, ya os imaginais, ¿no? .
 El mejor, yo creo que fue Jandrín, que con su nueva Trek, en cuanto oyó que parábamos en la Tahona, enseguida se dio cuenta que allí había cervezas y se tiró en un descenso a muerte para llegar el primero al avituallamiento. Aunque casi, en vez de cerveza, acaba pastando en un prado, porque dejó las huellas de su frenada, incluso fuera del camino.
Después, nada, bajada “tranquila” por el asfalto y unos “tentempieses” en la Camocha y cada mochuelo a su olivo.
Por nuestra parte, Jandrín y yo fuimos a limpiar un poco las bicis, y mientras estas se secaban por fuera, nosotros nos mojamos por dentro con unas buenas “pintas” de cerveza en La Buhardilla, que parece que se está convirtiendo en el fin de etapa habitual de los Repechinos de Montevil Oeste.
 Hay que reconocer que Jandrín se nos pierde cada poco en los cruces de las caleyas, pero en cuanto se trata de sitios con cerveza…..ahí la cosa cambia, y va por el buen camino siempre.


Bueno amigos, hasta aquí el paseín de hoy, entretenido como siempre y disfrutando de una buena pandilla.

                                                                    WILLY

P.D. 
Me parece que el final de ruta que hacéis vosotros va a tener va a tener muchos seguidores. Lo digo por lo de ir a lavar las bicis. No seáis mal pensados.

miércoles, 13 de febrero de 2013

Downhill

Para los que no conocen esta disciplina aqui una breve descripción del descenso en bicicleta o Downhill es una prueba de ciclismo de montaña. Los ciclistas realizan una carrera contrarreloj, comenzando generalmente a intervalos de 30 segundos, en series que suelen durar entre dos y cinco minutos. Los ciclistas se organizan por equipos de forma similar a como se hace en el esquí de descenso. El orden de salida se determina por los mejores tiempos realizados en pruebas anteriores.
Como el nombre de esta disciplina indica, las carreras de descenso se celebran sobre terreno de gran dificultad, escarpados, muy inclinados, dando lugar a descensos a alta velocidad, con momentos de saltos espectaculares y sorteos de multitud de obstáculos.
Algunas carreras se han ganado por margen de menos de 1 segundo.
En este deporte pueden participar tanto hombres como mujeres.

Este deporte se considera el mas peligros o de categorías de deportes con bicicleta.

Historia
La primera carrera cuesta abajo se celebró en Fairfax, California el 22 de octubre 1976, en Repack Road.
Las bicicletas utilizadas se basaron en mecanismos que tenía un freno trasero único que se accionaba pedaleando hacia atrás.
En 1979, dos organizadores y competidores de la Repack, Charlie Kelly y Gary Fisher fundaron la compañía que dió nombre al deporte, “mountainbikes” (bicicletas de montaña”. Por ello el ciclismo de montaña creció enormemente durante los años 80, utilizando la suspensión rígida. No empezron a fabricarse bicicletas específicas de descenso hasta los 90. Cuando se hicieron importantes innovaciones.
Algunas de estas innovaciones fueron las horquillas de de doble suspensión y frenos de disco, así como diseños de suspensión especiales y muy elaborados.
Más tarde, los ciclistas de todas las disciplinas del ciclismo comenzaron a apuntarse a las bajadas. En particular, muchos corredores de BMX, entre ellos los campeones como John TOMAC (TOMAC Bikes Team), James Palmer (WAFW Bikes), y Brian Lopes. Su influencia se observa en la creciente dificultad de muchos elementos de las pruebas, sobre todo el “big air/Hücking” (término ciclista para grandes saltos y caídas)”.
La mayoría de edad de esta especialidad deportiva de descenso en bicicleta fue su inclusión en el primer Campeonato de Bicicleta de Montaña de la UCI (Unión Ciclista Internacional), celebrado en 1990 en Durango, Colorado. Este evento inaugural fue ganado por Greg Herbold.
Terreno donde se practica este deporte
El terreno donde se practica este deporte suele ser en montañas naturales con caminos naturales o si bien es en una competición caminos creados por por las organizaciones de campeonatos.
Este terreno puede tener de todo tipos de salto desde 5 metros a 20 metros de altura aproximadamente junto con los árboles,curvas imposibles, piedras, barro, pendientes muy inclinadas, todo lo que nos da la madre naturaleza.
En caso de que sea artificial puede incluir numerosos tipos de obstáculos como piedras artificiales , hundimientos en el terreno, etc.
Se suele dar este deporte en verano por las condiciones climáticas ya que en invierno el terreno podría estar desplazado o en mal estado.

Participantes
Pueden darse tanto pruebas no oficiales como oficiales:
  • En las oficiales que suelen ser las nacionales habría unos veinte participantes de varios países.
  • En las no oficiales pueden participar cualquier número de participantes.

La Bicicleta
Hay varios tipos:
  • Rígidas:
    • Sin suspensiones; los cuadros cuentan con horquilla rígida y la parte posterior del cuadro es sólida, sin suspensión.
  • Con suspensión Delantera:
    • Cuadro rígido, sin mecanismo de suspensión pero remplaza la horquilla sólida por una con suspensión.
  • Con doble suspensión
    • Cuadro con mecanismos de suspensión trasera y horquilla con suspensión delantera.
Texto sacado de perros mtb

martes, 5 de febrero de 2013

Luces para la bici

Algún repechín se pondrá rápidamente a informarse sobre el invento en cuestión, y casi puedo asegurar que podremos ver en próximas fechas algo parecido por las calles y caminos de nuestra ciudad. 

domingo, 3 de febrero de 2013

¿VALIENTES?, ¿LOCOS?, NO, SOLO SOMOS … REPECHINOS

Tras una semana con bastante agua, las ganas de salir a realizar nuestra Ruta Repechinera eran bastante grandes.
Aunque no llovía al principio de la mañana, a las 9 en punto, empezó a descargar agua.
Atechados junto al Hipercor, esperábamos Jandrín-web, Pepe, Janjun y yo mismo ,(Willy).
Las ganas de llenarnos de barro pudieron más que la fuerza del agua, así que bajamos hasta 
4 Caminos donde nos esperaban Yelqhay, Yerman, Trasmi, el Sargento Playu y Daniel.
Como ya no llovía, nos las prometíamos muy felices. Subiendo al Muselín, quitamos un poco de frío, y luego nos entretuvimos un poco bajando hacia la cuesta de Veriña por una trialera muy entretenida que nos enseñó el Sargento.



video
Después se nos unieron Gus, Dani y Alejandro, unos amigos de Janjun.


La antigua perrera de Poago fue nuestra nueva meta, donde ya quitamos el poco frío que nos quedaba en el cuerpo.
Luego, ya una ruta bastante entretenida por el Monte Areo, donde nos entretuvimos mucho con los enormes charcos que encontrábamos a nuestro paso.
video
Algunos de ellos, de considerable profundidad, y sino que se lo pregunten a Pepe, que calculó mal y quedó con el agua por las rodillas en uno de ellos.
El resto, mas o menos íbamos sorteándolos como podíamos, algunos por la orilla, otros por el medio, con más miedo que vergüenza en casi todos, y otros, haciéndonos algún “andariegu” para no tener que llamar al GEAS (Grupo Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil) y que nos sacara de las profundidades.
Unas cuantas trialeras, algunos descensos y algunos andariegos, debido al barro de las cuestas nos llevaron a la Y de Serín.



Poco antes de llegar, Trasmi pinchó su 29, y el moco no reparó la avería, así que tocó cambiar la cámara y seguir ruta, en este caso , camino a casa.

La ruta de hoy, era como la película de Los Inmortales, y parecía que al final solo quedaría uno, pero la sangre no llegó a tanto.
Primero se nos fueron el Sargento (tema rebajas) y Yelqhay, que era su primer día de pretemporada tras la Riboira Sacra, y luchó como un Jabato mientras estuvo en la ruta. Después, Trasmi y Dani, con problemas de horario.

Cuando ya quedábamos pocos, Alejandro y Gus tomaron una trialera equivocada al subir por enésima vez al alto de Areo, menos mal que Janjun, como un niño en un acuapark, subió, bajó y volvió a subir la trialera para buscar a los perdidos. Por nuestra parte, Yerman y yo, esperábamos en lo alto, mirando a las nubes que se nos acercaban y que amenazaban con mojarnos el final de la ruta.
Después, y a petición de Janjun, bajamos hasta Poago, por el estrecho camino que fue fin de ruta en alguna Vuelta al Concejo.
video

Cuando nos quedaban unos 50m para llegar al asfalto, la cadena de la bici de Gus, dijo basta y rompió. Un link y mucho apoyo moral, arreglaron la avería.
Después, ya solo bajar a Veriña, el Cerillero, y cada uno a su casa.
Jandrín-web, Pepe, Janjun y yo, lavamos un poco las bicis, y después, ellos remataron la ruta con unas buenas cañas en la Buhardilla. ¡¡ No hay nada como llegar con un buen sabor de boca a casa ¡!!
  
Bueno amigos, hasta aquí la crónica de la ruta de hoy, entretenida como todas y con el buen ambiente habitual entre los Repechinos y con mucha hidratación en toda la ruta y también al final.
La ruta de hoy, la hicimos más que nada pensando en cuidar nuestro cuerpo, primero, como si se tratara de un tratamiento de balneario, sudamos un poco subiendo al Muselín y la Cuesta de la Perrera, seguidamente hidratamos un poco el cuerpo por fuera ,con los charcos del Areo, y para rematar , un baño terapéutico de barro bajando hacia Poago. ¿Quién dice que los hombres no cuidamos nuestro cuerpo?
El remate final, solo destinado a unos pocos “elegidos”, fue de “hidratación interna”, a base de una mezcla secreta de  lúpulo, cebada  y agua, recomendado por el Doctor Jandrín-Web.
 El próximo día, más, pero no mejor, porque eso es imposible.

  WILLY

viernes, 1 de febrero de 2013

Unas bicis unos amigos y un poco de rock and roll

Son de  Sheffield pero podrían ser los repechinos de las antípodas. Siempre para abajo y por lo peor. Lo dicho, como nosotros pero al revés. La idea de las cervezas del final y lo de los trofeos no está nada mal.